app

Un trozo de carne

Una descripción extraordinaria

“Luego transformamos la gota de esperma creando un coágulo de sangre y el coágulo de sangre creando un trozo de carne y el trozo de carne en huesos que revestimos de carne haciendo de ello otra criatura. Bendito sea Allah, el mejor de los creadores.” (23:14)

El Corán continúa exhibiendo sus milagros en su descripción de “alaq” seguida por la etapa de “mudga” (trozo de carne masticado). Y, de hecho, el embrión en el útero tiene la apariencia de un trozo de carne masticada.

En la sura 22, “de la peregrinación”, en el verso 5 dice:

“¡Hombres! Si estáis en duda sobre la vuelta a la vida… Ciertamente os creamos a partir de tierra, de una gota de esperma, de un coágulo, de carne bien formada o aún sin formar, para hacéroslo claro.”

El feto tomando forma

El aspecto que tiene un feto cuando por fin podemos verlo, es el de una especie de figura cuya cabeza, pies, y órganos internos han empezado a desarrollarse.
El profesor Keith L. Moore cuenta que tenía un modelo con forma de embrión, hecho en plástico, y lo masticó, dejando las marcas de sus dientes. Esto parecía ser una reproducción exacta de un embrión tal y como explicaba la ayat mencionada en el Corán.

Una sola célula se somete a muchas etapas en la formación de los diversos órganos y tejidos del cuerpo. Un pedazo de carne masticado en una etapa, se transforma en órganos, músculos, esqueleto, cerebro, ojos y oídos, hasta que finalmente emerge el ser humano. Revisar todas las etapas de este desarrollo hace que nuestro asombro sea aún mayor ante la presencia del arte de Dios.

Hay un momento en el que un bulto se convierte en un corazón, un corazón que late 100.000 veces al día sin que seamos conscientes de ello y sin ninguna contribución consciente de nuestra parte. La sangre que llega al corazón y se va, no se mezcla. La sangre se distribuye en el cuerpo en proporciones perfectas.

Los ventrículos y atrios del corazón son maravillas de la creación. El movimiento organizado de sangre dentro de las arterias y venas presenta una complejidad inigualable y tomaría páginas para describir.

La origen de todo

Llega el día en que este “trozo de carne masticado” se transforma en un hígado, el órgano que asume más de 400 funciones. Este pequeño bulto se convierte en músculos para ayudarnos en nuestros numerosos movimientos como comer, correr, caminar, sentarse y reír. Los músculos funcionan en el marco de una red de coordinación extremadamente compleja. Simplemente sonriendo requiere el funcionamiento coordinado de 17 músculos.

Nuestros cerebros, manos, pies, intestinos, riñones, sistemas respiratorios y la sangre que circula en nuestras venas y arterias deben sus orígenes a este pequeño trozo de carne, que una vez fue una gota de líquido. La historia de nuestra creación tomaría una enciclopedia completa.

El Corán nos invita a estudiar estos fenómenos y meditar sobre ellos. La oración, el ritual impuesto al hombre en el Corán, ha sido un tema de largas discusiones, y los versos que refieren a raciocinio y meditación, aun siendo superiores en número al de las oraciones, han recibido menos atención:

“¡Hombre! ¿Qué te engañó apartándote de tu Señor, el Generoso? El que te creó, te conformó y te equilibró, dándote la forma que quiso.” (87:6,7,8)


Fuente: http://www.quranmiracles.com/2011/03/chewed-lump-of-flesh/ ; traducido y editado por la redacción de TS

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply