app

Dios es diferente de todo cuanto existe

Dios es único en su esencia, sus atributos y sus acciones y  Dios es diferente de todo cuanto existe. Exploramos la idea de la Divina simpleza en relación a este postulado

Dios es único en su esencia, sus atributos y sus acciones y  Dios es diferente de todo cuanto existe. Exploramos la idea de la Divina simpleza en relación a este postulado

Por: Redacción

Uno de los pilares de la creencia de los musulmanes es que Dios es único en su esencia, sus atributos y sus acciones y que  Dios es diferente de todo cuanto existe. Exploramos la idea de la Divina simpleza en relación a esta creencia.

Dios es radicalmente diferente a las criaturas y no puede ser entendido adecuadamente en formas apropiadas para ellos. Dios es simple en que Dios trasciende cada forma de complejidad y composición familiar para el intelecto discursivo.

Consecuencia de esto que el Dios simple carece de partes. Esta falta no es una deficiencia sino una característica positiva. Dios es ontológicamente superior a cada entidad partita, y su falta de partición es un índice de ello. En términos generales, la “parte” cubre no solo las partes espaciales y temporales (si las hay) sino también las “partes” metafísicas o los componentes ontológicos.

Decir que Dios carece de partes metafísicas es decir, entre otras cosas, que Dios está libre de composición de forma de materia, composición de acto de potencia y composición de esencia de existencia. Tampoco hay una distinción real entre Dios como sujeto de sus atributos y sus atributos. Dios es, en cierto sentido, idéntico a cada uno de sus atributos, lo que implica que cada atributo es idéntico a todos los demás. Dios es omnisciente, entonces, no en virtud de ejemplificar la omnisciencia, lo que implicaría una distinción real entre Dios y la propiedad de la omnisciencia, sino por ser omnisciencia. Y lo mismo vale para cada uno de los omni-atributos divinos:

La idea de la divina simpleza está representado no solo en la teología islámica, sino también en el pensamiento cristiano clásico, judío y griego. Debe entenderse como una afirmación de la trascendencia absoluta de Dios sobre las criaturas. Dios no solo es radicalmente no antropomórfico, sino radicalmente diferente de las criaturas en general, no solo con respecto a las propiedades que posee, sino también en su forma de poseerlas.

No es solo que Dios tiene propiedades que ninguna criatura tiene; las propiedades que tiene las tiene de una manera diferente de la forma en que cualquier criatura tiene alguna de sus propiedades. No hay división entre su existencia y la existencia de sus propiedades. Único en su modo de posesión de propiedad, Dios también es único en su modo de existencia y en su estado modal.

Dio no es solo un ser necesario entre otros. Su necesidad metafísica, a diferencia de la de otros seres necesarios, se basa en su simplicidad. El conjunto realmente infinito de números naturales es presumiblemente un ser necesario, junto con cada uno de sus miembros, pero ni el conjunto ni los miembros son necesarios en virtud de ser ontológicamente simples.

Entonces, aunque se puede decir que el Dios Simple existe en todos los mundos metafísicamente posibles, eso no es una explicación de su modo único de necesidad, que se basa en su simplicidad. Dios es necesario porque es simple y no porque exista en todos los mundos metafísicamente posibles. Y aunque se puede decir que el Dios simple es o existe, Dios no es un existente entre los existentes o un ser entre los seres, sino el Ser (esse) mismo en su instancia principal y, a este respecto, diferente de cualquier otro ser (ens). Único en todos estos aspectos, Dios es singularmente único. No es único como único, sino único en trascender la distinción entre tipo y miembro de un tipo. Dios es único en su propio modo de singularidad. Podríamos decir que el Dios simple difiere no solo en sus atributos, sino también en su estructura ontológica, de todos y cada uno de los seres creados.

Dios dice en el Corán:

Di: Él es Allah, Uno. Allah, el Señor Absoluto [A Quien todos se dirigen en sus necesidades.]. No ha engendrado ni ha sido engendrado. Y no hay nadie que se Le parezca. (Corán, 112)


Bibliografía: https://plato.stanford.edu/

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.