app

¿Ha eliminado la ciencia la creencia en Dios?

No es la ciencia lo que vuelve obsoleta la creencia en Dios. Es una interpretación estrictamente materialista del mundo que hace que la creencia en Dios parezca obsoleta

No es la ciencia lo que vuelve obsoleta la creencia en Dios. Es una interpretación estrictamente materialista del mundo que hace que la creencia en Dios parezca obsoleta

Por: Redacción

La ciencia moderna ha proporcionado, en los últimos tiempos, explicaciones científicas a fenómenos que durante siglos fueron considerados solo dentro del ámbito de la creencia; por ejemplo, la apariencia y evolución de la vida, y otros temas similares. Para algunos, esto ha creado una crisis de creencia que está bajo presión para justificar su continua relevancia o utilidad. Si bien hay preguntas que todavía están, y probablemente continuarán, permaneciendo firmemente dentro del ámbito de la creencia para las cuales la ciencia no tiene (o no puede) tener una posible respuesta (preguntas espirituales y sobrenaturales tales como la vida después de la muerte), hay otras que han proporcionado material a los argumentos ateos.

El fenómeno de los argumentos ateos basados ​​en la ciencia, como los propuestos en física teórica por Hawking y Krauss y en biología por Dawkins, ahora son muy conocidos y necesitan respuestas desde perspectivas musulmanas. Por ejemplo, la creación/origen del universo, el refinado orden en el cosmos, la evolución de la vida y los humanos, han suscitado debates y fuertes puntos de vista tanto de ateos como de teístas. Mientras que algunos investigadores como Guessoum, Guiderdoni, Altaie, Golshani, Dajani, Hasan y otros autores han proporcionado respuestas antes, es necesario que haya un tratamiento más sistemático y detallado de los problemas.

Las respuestas musulmanas a los argumentos ateos

En resumen, los autores musulmanes anteriores, todos ellos con conocimientos y bases científicas, han presentado los siguientes argumentos:

1) La ciencia (y la lógica racional en general) no puede probar o refutar la existencia de Dios.

2) La evidente refinación de las constantes cosmológicas básicas puede ser una indicación (o signo) de Dios.

3) Si el multiverso existe, sería una manifestación del poder de Dios, y no un contraargumento a la existencia de Dios.

4) Por lo tanto, la creencia en Dios no es irracional, tiene una base racional y es intelectualmente satisfactoria, a diferencia del ateísmo. La creencia en Dios no es irracional, es decir, es supra-racional, y tiene una base racional, en el sentido de que el problema de la “primera causa” no se resuelve mediante la lógica racional. La lógica racional tiene limitaciones, como lo muestra el teorema de Godel.

5) En el lenguaje coránico, todo en la creación es un signo (ayah) de Dios.

6) Las explicaciones naturalistas de los milagros pueden ser parte de las explicaciones teísticas.

La existencia de Dios

El primero y más importante de los desafíos de los ateos es la sostenibilidad de la creencia de que Dios existe incluso a la luz de las explicaciones científicas modernas de los fenómenos que se consideraron dentro del dominio de la creecnia. Los ateos señalan esto para afirmar que Dios no existe ya que el Universo, y la vida dentro de él, pueden crearse sin ningún agente supranacional y las cosas pueden funcionar bajo las leyes de la ciencia sin la participación directa de este. Los teístas han señalado que esto no es tan simple y notan que todavía que el universo necesita una entidad supranacional como causa primera y para formular/elegir las leyes de la naturaleza y afinarlas para que todo lo demás funcione tan bien como lo hace.

Los científicos ateos consideran la posibilidad de un Creador

Basil Altaie cita a varios científicos, que dicen ser ateos, entre ellos Hawking, Krauss e incluso Weinberg, pero que han reconocido que Dios “podría” existir incluso si ellos creen que no lo hace. Mehdi Golshani y Basil Altaie han citado libremente a Paul Davies, un científico que no cree en un Dios teísta, que en su famosa obra “La Mente de Dios” reconoce que es, quizás, más simple aceptar a un Dios Creador; dice:

“Por muy exitosas que sean nuestras explicaciones científicas, siempre tienen ciertas suposiciones iniciales incorporadas. Por ejemplo, una explicación de algún fenómeno en términos de física presupone la validez de las leyes de la física, que se toman como dadas. Pero se puede preguntarse de dónde vienen estas leyes en primer lugar. Incluso se podría cuestionar el origen de la lógica sobre la cual se basa todo razonamiento científico. Tarde o temprano todos debemos aceptar algo como dado, ya sea Dios, o la lógica, o un conjunto de leyes, o alguna otra base para la existencia. Por lo tanto, las preguntas “últimas” siempre estarán más allá del alcance de la ciencia empírica como se define habitualmente… Pertenezco al grupo de científicos que no se suscriben a una religión convencional, pero sin embargo niegan que el universo sea un accidente sin propósito. A través de mi trabajo científico he llegado a creer cada vez más que el universo físico se combina con un ingenio tan asombroso que no puedo aceptarlo simplemente como un hecho bruto. Debe, me parece, haber un nivel de explicación más profundo. Si uno desea llamar a ese nivel más profundo “Dios” es una cuestión de gusto y definición”.

Continúa diciendo:

“Mientras las leyes de la naturaleza se enraizaran en Dios, su existencia no era más notable que la de la materia, que Dios también creó. Pero si se elimina la base divina de las leyes, su existencia se convierte en un misterio profundo”. (Paul Davies, 1992, The Mind of God, Simon & Schuster, Londres, págs. 15-16)

Weinberg ha señalado que no se debe subestimar el problema en el que están los ateos: no se puede garantizar que los resultados matemáticos consistentes describan estados realistas, ya que hay muchas formulaciones matemáticas consistentes que no encuentran una presencia real en la naturaleza. Los teístas, incluidos muchos científicos, han señalado que el hecho de que el Universo, a pesar de que no requiriese que Dios exista (lo que no es cierto, puesto que si lo hace) no significa necesariamente que no lo haga. Hacer la transición de los descubrimientos modernos a la tesis ateas requiere suposiciones filosóficas que no se surgen naturalmente de la ciencia. Como Keith Ward ha señalado:

“No es la ciencia lo que vuelve obsoleta la creencia en Dios. Es una interpretación estrictamente materialista del mundo que hace que la creencia en Dios parezca obsoleta, y la ciencia es adoptada por algunas personas para apoyarla”.

Así, Mehdi Golshani sostiene que el desafío para los musulmanes ha sido la interpretación filosófica de la ciencia moderna, no la ciencia en sí misma.


Basado en el estudio: Islam and Science, Muslim Responses to Science Big Questions

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply