app

Las leyes de la naturaleza: orden en lugar de caos

Los científicos aceptan implícitamente la existencias de la leyes de la naturaleza para poder llevar a cabo su trabajo, aunque explícitamente puedan rechazar a Dios.

Los científicos aceptan implícitamente la existencias de la leyes de la naturaleza para poder llevar a cabo su trabajo, aunque explícitamente puedan rechazar a Dios.

Por: Redacción

El término leyes de la naturaleza expresa algo que parece claramente cierto. A diferencia de las restricciones de parking o la legislación sobre drogas, esas leyes no nos pertenecen a los humanos, pertenecen a la naturaleza. De hecho, son completamente independientes de nosotros. Incluso si no estuviéramos cerca, las manzanas caerían al suelo tal como la ley de gravitación predice que deberían hacerlo.

Las leyes no solo son independientes de nosotros: también parecen estar por encima de todos los demás objetos a los que se aplican. “En cierto sentido [las leyes de la naturaleza] no son parte del Universo”, dice George Ellis, matemático y cosmólogo de la Universidad de Ciudad del Cabo. “Son la base del Universo porque controlan cómo se comporta la materia, pero no están hechas de materia. Las leyes de la física no están hechas de plomo o uranio o algo así”. Parece que las leyes de la naturaleza existieran en un reino abstracto propio y a través de algún mecanismo misterioso tenemos acceso a este reino platónico y podemos juntar algunas de esas leyes.

Las palabras que hemos usado hasta ahora – “control” y “debería” – también sugieren algo más: la idea de que las leyes realmente gobiernan, o dictan, cómo debe comportarse la naturaleza. “Desde este punto de vista, las leyes son activas”, explica Barry Loewer, filósofo de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey. “Afectan el estado del universo en un momento determinado y producen estados posteriores”.

Esto, en pocas palabras, describe lo que Loewer llama la visión gobernante de las leyes de la naturaleza. La idea de que esas leyes son elementos fundamentales de nuestra realidad, separadas de todas las “cosas” materiales que existen, y que dictan los procesos naturales. Esto plantea una pregunta inmediata. ¿De dónde vienen esas leyes? ¿Quién las hizo? “Cuando esta noción de ley gobernante se introdujo originalmente en los siglos XVII y XVIII, coincidía con la idea de que existen leyes de Dios”, dice Loewer. “Dios [hizo] las leyes, y las leyes son la forma en que Dios hace o controla los movimientos de los cuerpos materiales en el Universo. Al concebir el universo como gobernado por las leyes de Dios, los físicos podrían verse involucrados en la tarea de descubrir las leyes que dios eligió”.

Hoy en día, la idea de Dios es incomoda para muchas personas, lo que deja la cuestión de las leyes de la naturaleza con algunas explicaciones que hacer. “Una vez que Dios sale de la historia, esto se vuelve muy desconcertante”, dice Loewer. “¿Qué significa realmente hablar de las leyes que rigen la evolución del estado del Universo? Ese lenguaje sigue siendo parte de la física. Incluso puedes encontrarlo en los libros de texto de física ordinarios donde los físicos hablan de la ecuación de Schrödinger ‘que gobierna la evolución de la función de onda’, por ejemplo “.

La visión de las leyes de la naturaleza que gobiernan el universo es una suposición funcional que muchos físicos hacen mientras trabajan. Cuando trabajan en un problema de física específico, se comportan como si las leyes gobernaran las cosas, porque, a pesar de todo, gobiernan los cálculos.

Es decir, los científicos aceptan implícitamente la existencias de la leyes de la naturaleza para poder llevar a cabo su trabajo, aunque explícitamente puedan rechazar a Dios. Pero al aceptar estas leyes y rechazar a Dios surgen algunas preguntas fundamentales: ¿qué son estas leyes? ¿No son acaso entidades no vistas que gobiernan el universo de forma constante, las cuales no podemos ver ni saber por qué existen pero si ver sus efectos? ¿Es posible que estas leyes hayan surgido de la nada y se mantengan constantes? ¿Por qué existen estas leyes, en primer lugar, que establecen orden en el universo en vez de ser un universo caótico?

Y estas son solo algunas de la preguntas que surgen al eliminar la posibilidad de Dios de la creación.


Fuentes: Wikipedia / Plus.Math.Org / Closer To Truth /

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.