app

Si Dios lo ha creado todo ¿Quien ha creado al Creador?

La pregunta "¿Quién ha creado al Creador?" Es una falacia lógica basada en un error de categoría. Es como preguntar qué sonido hacen los colores.

La pregunta “¿Quién ha creado al Creador?” Es una falacia lógica basada en un error de categoría. Es como preguntar qué sonido hacen los colores.

Por: Redacción

Uno de los contraargumentos clásicos a la creencia en Dios es la pregunta: ¿Quién ha creado al Creador? Esta pregunta se plantea para perturbar a los creyentes y racionalizar un estilo de vida ateo. Sin embargo, es una pregunta sin fundamento lógico ya que se basa en un error categórico de definiciones, así como en un error al apreciar el fuerte argumento que prueba la existencia del Creador no creado.

La existencia del universo contingente, dependiente y temporal es en sí misma prueba suficiente de que existe un ser necesario que lo causó. Este poder superior debe ser mayor que el universo y no depender de nada para sostenerse. El Creador es, por definición, no creado y, por lo tanto, preguntar quién creó al Creador es una falacia lógica de las definiciones.

Ibn Taymiyyah dice: Se sabe por necesidad y por la naturaleza humana, para todos los que tienen una naturaleza sana entre los hijos de Adán, que la pregunta no es válida. No es posible que el Creador de la creación tenga un creador. Si tuviera un creador, Él mismo sería creado y no sería el Creador de todo. (Dar ’Taʻāruḍ al-’Aql wal-Naql 3/314)

Es el mismo error que si uno preguntara: ¿A qué sabe el color azul? Estas propiedades no interactúan en la forma en que asume la pregunta. Los ateos proponen esta pregunta defectuosa porque no comprenden ni aceptan la lógica sólida del argumento cosmológico para la existencia del Creador no creado.

Todo ser humano sabe intuitivamente que todo lo que existe tiene una causa y una explicación para su existencia. Hay razones suficientes para explicar cualquier ocurrencia en el universo; es imposible que el universo surgiera sin ninguna razón, agente o causa.

Allah dice:

¿O es que acaso han sido creados espontáneamente o se han creado a sí mismos? ¿O han creado los cielos y la tierra? Por el contrario; no tienen certeza. (Corán, 52:35-36)

Nadie puede afirmar razonablemente que nos creamos a nosotros mismos o que el universo se creó a sí mismo. Algo que no existe no tiene agencia para lograr su propia existencia. Sobre esta base, Al-Ghazali declaró sucintamente la prueba lógica de que Allah es la única explicación plausible para la creación del universo:

La prueba de la existencia del Exaltado es que decimos que cada evento ocurre por una causa. El mundo es un evento y, por lo tanto, debe tener una causa, y lo que queremos decir con “el mundo” es todo lo que existe además de Allah el Exaltado. (Al-Iqtiṣād fī al-I’tiqād 1:24)

En otras palabras, la lógica del argumento cosmológico se desarrolla en estos pasos:

1) Todo lo que tiene un comienzo debe tener una causa.
2) El universo tiene un comienzo, por lo que debe tener una causa.
3) La causa del universo no debe haber tenido una causa, lo cual es el Creador no creado.

Para contrarrestar este punto, los filósofos y los ateos atacarán la premisa del argumento de que el universo tiene un comienzo, en lugar de esto sugieren que el universo es eterno o existe como una regresión infinita de eventos. Esto está relacionado con su error al preguntar quién creó al Creador, porque al plantear una regresión infinita intentan negar la existencia de un ser no creado. La verdad es que es imposible una regresión infinita de causas contingentes, temporales y creadas.

Al-Ghazali explica esta realidad desde varios ángulo en su refutación de los filósofos. Un experimento mental que proporciona se basa en los movimientos de los planetas alrededor del Sol. Imagine que el sistema solar ha existido por la eternidad. Sin embargo, el planeta Saturno todavía gira alrededor del Sol una vez por cada treinta años en la Tierra. Esto significa que la Tierra ha completado más giros alrededor del sol que Saturno, mientras que un universo eterno debe necesitar que ambos planetas hayan hecho un número igualmente infinito de giros. El número de giros de la Tierra en comparación con Saturno no puede ser igual y desigual al mismo tiempo, como dice Al-Ghazali:

Cada número no tiene fin, sin embargo, algunos de ellos son menores que otros. Esto es claramente imposible. (al-Iqtiṣād fī al-I’tiqād 1:29)

El objetivo de este ejemplo es el mismo que demostró la famosa paradoja del matemático David Hilbert del Grand Hotel, que sirve para ilustrar que una regresión infinita real no puede existir en el mundo real porque tendría que ser completa e incompleta al mismo tiempo. Una línea son comienzo y sin final de fichas de dominó que caen, por definición, ya ha terminado su curso, pero en realidad todavía estaría inacabado porque siempre podemos agregar uno más a la serie; esta contradicción significa que realmente no puede existir.

La afirmación de los filósofos de un universo eterno o una regresión infinita de eventos lleva a una serie de proposiciones absurdas como estas, razón por la cual Al-Ghazali declaró en otra parte:

En el mundo hay eventos con causas. Si estos eventos dependen de otros eventos sin fin, esto es imposible y una persona racional no puede creerlo. (Tahāfut al-Falāsifah 1/107)

Cabe señalar que no hay ninguna prueba científica de que el universo exista como una regresión infinita o que, como dicen hoy, sea uno de los muchos “multiversos”. Las regresiones infinitas son solo números imaginarios, en oposición a los números naturales; pueden expresarse de manera abstracta en fórmulas matemáticas, pero no reflejan la realidad tangible de los seres contingentes. Más bien, tales afirmaciones de un universo eterno son contra-intuitivas a toda nuestra experiencia humana, que inevitablemente se basa en la aceptación de una causa y efecto como un hecho de la vida.

En resumen, la pregunta “¿Quién ha creado al Creador?” Es una falacia lógica basada en un error de categoría. El argumento cosmológico concluye que el Creador no creado debe existir y, por lo tanto, preguntar quién creó al Creador no creado no tiene sentido. Es como preguntar qué sonido hacen los colores; estas propiedades no se relacionan entre sí en la forma en que supone la pregunta.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.