app

“Si puedes leer esto, puedo probar que Dios existe”

Ninguna persona de ha podido explicar de dónde proviene la información. Este enigma es: "Tan simple que cualquier niño puede entenderlo; tan complejo, ningún ateo puede resolverlo".

Ninguna persona de ha podido explicar de dónde proviene la información. Este enigma es: “Tan simple que cualquier niño puede entenderlo; tan complejo, ningún ateo puede resolverlo”.

Por: Perry Marshal

Sí, lo sé, parece una locura. Pero no te estoy pidiendo que creas nada por el momento, hasta que veas la evidencia por ti mismo. Todo lo que te pido es que te abstengas de la incredulidad mientras te muestro mi prueba. Solo se tarda un minuto en transmitirlo, pero responde a una de las preguntas más importantes de todos los tiempos.

Entonces, ¿cómo es que este mensaje prueba de la existencia de Dios?

Esta página web que estás leyendo contiene letras, palabras y oraciones. Contiene un mensaje que significa algo. Mientras puedas leer español, puedes entender lo que estoy diciendo.

Puedes hacer todo tipo de cosas con este mensaje. Puedes leerlo en la pantalla de tu ordenador. Puedes imprimirlo en tu impresora. Puedes leerlo en voz alta a un amigo que esté en la misma habitación que tú. Puedes llamar a su amiga y leérselo por teléfono. Puedes guardarlo como un documento de Microsoft WORD. Puedes reenviarlo a alguien por correo electrónico o publicarlo en otro sitio web.

Independientemente de cómo lo copies o de dónde lo envíes, la información seguirá siendo la misma. Mi correo electrónico contiene un mensaje. Contiene información en forma de lenguaje. El mensaje es independiente del medio en que se envía.

Los mensajes no son materia, incluso si se transportan a través de la materia (como imprimir este correo electrónico en un papel).

Los mensajes no son energía, aunque pueden ser transportados por energía (como el sonido de mi voz).

Los mensajes son inmateriales. La información es en sí misma un tipo único de entidad. Puede almacenarse, transmitirse y copiarse de muchas formas, pero el significado sigue siendo el mismo.

Los mensajes pueden ser en inglés, francés o chino. O Código Morse. O la llamada de apareamiento de las aves. O internet. O la radio o la televisión. O programas informáticos o planos de arquitecto o tallas en piedra. Cada célula de tu cuerpo contiene un mensaje codificado en ADN, que representa un plan completo para ti.

Entonces, ¿qué tiene esto que ver con Dios?

Es muy sencillo. Los mensajes, los idiomas y la información codificada SOLO provienen de la mente. Una mente que concuerda con un alfabeto y un significado de palabras y oraciones. Una mente que expresa tanto deseo como intención.

Si utilizo la explicación más simple posible, como la que le doy aquí, o si analizamos el lenguaje con matemática avanzada y la teoría de la ingeniería de la comunicación, podemos decir esto con total confianza:

“Los mensajes, los idiomas y la información codificada nunca vienen de otra cosa que no sea la mente. Nadie ha producido un solo ejemplo de un mensaje que no provenga de una mente”.

La naturaleza puede crear patrones fascinantes: copos de nieve, dunas de arena, cristales, estalagmitas y estalactitas. Tornados y turbulencias y formaciones de nubes.

Pero los seres inanimados no pueden crear un lenguaje. Ellos *no pueden* crear códigos. Las rocas no pueden pensar y no pueden hablar. Y no pueden crear información.

Algunos creen que la vida en el planeta tierra surgió accidentalmente de un “sopa primordial”, el océano primitivo que produjo enzimas y eventualmente ARN, ADN y células primitivas.

Pero todavía hay un problema con esta teoría: no responde a la pregunta “¿De dónde viene la información?”.

El ADN no es simplemente una molécula. Tampoco es solo un “patrón”. Sí, contiene sustancias químicas y proteínas, pero esas sustancias químicas están organizadas para formar un lenguaje complejo, exactamente de la misma manera que el inglés, el chino y el HTML son idiomas.

El ADN tiene un alfabeto de cuatro letras y estructuras muy similares a las palabras, oraciones y párrafos. Con instrucciones muy precisas y sistemas que verifican errores y los corrigen. Es formal y científicamente un código. Todos los códigos de los que sabemos el origen están diseñados.

Para la persona que dice que la vida surgió espontáneamente, solo hay que preguntar: “¿De dónde proviene la información? Muéstrame UN solo ejemplo de un lenguaje que no venga de una mente”.

Tan simple como es esta pregunta, la he hecho personalmente en presentaciones públicas y foros de discusión en Internet durante más de cuatro años. Me he dirigido a más de 100,000 personas, incluyendo audiencias hostiles y escépticas que insisten en que la vida surgió sin la ayuda de Dios.

Pero ninguna persona de ha podido explicar de dónde proviene la información. Este enigma es: “Tan simple que cualquier niño puede entenderlo; tan complejo, ningún ateo puede resolverlo”.

La materia y la energía tienen que venir de alguna parte. Todos podemos estar de acuerdo en eso. ¡Pero también la información tiene que venir de algún lugar!

La información es una entidad separada, totalmente a la par con la materia y la energía. Y la información solo puede venir de una mente. Si los libros, poemas y programas de televisión provienen de la inteligencia humana, entonces todos los seres vivos inevitablemente provienen de una superinteligencia.

Cada palabra que escuchas, cada oración que hablas, cada perro que ladra, cada canción que cantas, cada correo electrónico que lees, cada paquete de información que nagega a través de Internet, es una prueba de la existencia de Dios. Porque la información y el lenguaje siempre se originan en una mente.

El principio eran palabras y lenguaje.

El principio era la información.

Cuando consideramos el misterio de la vida, de dónde viene y cómo es posible este milagro, ¿no nos preguntamos al mismo tiempo a dónde va y cuál es su propósito?


Fuente: https://evo2.org/prove-god-exists/ Traducido y editado por Truth Seeker Es

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Cargando…

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.