app

Allah es Al-‘Alim y al-Hakim: el Conocedor de todo y el Sabio

Allah es Al-‘Alim y al-Hakim: el Conocedor de todo y el Sabio

El Conocedor de todo conoce incluso cada hoja que cae, conoce lo que nuestra alma nos susurra y está más cerca de nosotros que “nuestra vena yugular”.

El Conocedor de todo conoce incluso cada hoja que cae, conoce lo que nuestra alma nos susurra y está más cerca de nosotros que “nuestra vena yugular”.

Por: Jinan Yousef

Cuando aprendemos acerca de los nombres de Allah, es importante entender que Allah no es únicamente un atributo en cada momento. Un atributo no abroga otro; sino que todos se encuentran en perfecta armonía. Por lo que es importante no compartimentar los Nombres de Allah y Sus atributos, sino conocer a Allah de una forma holística.

Allah es Al-‘Alim

Los dos Nombres de Allah de hoy son importantes porque podremos mejorar nuestra relación con Allah cuando entendamos cómo estos dos Nombres están relacionados con los demás.

El primer Nombre de Al-‘alim, el Conocedor de todo: que es y que sería, que fue y que pudo ser. Al-Ghazali dice: “Su perfección reside en comprender todo a través del conocimiento; manifiesto y oculto, pequeño y grande, primero y último, origen y resultado”.

Sheij Ratib an-Nabulsi nos enseña que la diferencia entre el conocimiento de Allah y el conocimiento humano es que tenemos que obtener nuestro conocimiento a través de lo que vemos y experimentamos, por otro lado, el conocimiento de Allah no tiene comienzo ni final, y no está basado en el método prueba y error. Allah nos dice en el Corán:

“Él tiene las llaves del No-Visto Y sólo Él lo conoce; y sabe lo que hay en la tierra y en el mar. No cae una sola hoja sin que Él no lo sepa, ni hay semilla en la profundidad de la tierra, ni nada húmedo o seco que no esté en un libro claro.” (Al-An’am 6:59)

El Conocedor de todo conoce incluso cada hoja que cae, conoce lo que nuestra alma nos susurra y está más cerca de nosotros que “nuestra vena yugular”. Él conoce lo que estás sintiendo, por lo que estás pasando. Tu Señor tampoco se olvida, por lo que no pienses que aquello que hayas hecho ha quedado en el olvido. Sabe en qué momento has querido alejarte de cometer una mala acción por Su causa, por lo que no porque no hayas visto el resultado de tu elección inmediatamente, no creas que pasó desapercibido para Allah, pero algunas cosas necesitan paciencia, y Allah nos enseña con el tiempo. Allah nos dice:

“(…) pero puede que os disguste algo que sea un bien para vosotros y que améis algo que es un mal. Allah sabe y vosotros no sabéis.” (Al-Baqarah 2:216)

Allah es Al-Hakim

El segundo nombre es Al-Hakim, que está relacionado con hakam, “juzgar”. Según al-Ghazali, al-Hakim es “el que posee sabiduría, y la sabiduría consiste en el conocimiento de las cosas de más excelencia reunidas a través de los instrumentos de la más excelente rama del conocimiento.” De manera similar, para juzgar has de tener el conocimiento para hacerlo.

Uno es conocimiento, y el otro es actuar con ese conocimiento. Allah es ambos, el Conocedor de todo y el Sabio. El posee todo el conocimiento, y tal y como dice an-Nabulsi “Él realiza lo apropiado de la manera apropiada en el lugar apropiado en el momento apropiado”.

Por lo que en esencia, hablamos de Allah como al-Mujib (el que responde a las súplicas), al-Wakil (el Cuidadoso), y al-Fattah (el que da apertura). A veces trabajamos duro y tenemos certeza absoluta de que el Poseedor de todos estos atributos nos ayudará. Y luego, el resultado no es como nosotros queríamos. Y muchos de nosotros podemos sentir como nuestra fe se tambalea, otro pueden sentirse traicionados o abandonados. Pero eso es porque hemos pasado por alto algo; Él es el Sabio, y Él es el que todo lo conoce. Él no te lo dio porque sabe lo que es mejor para tu dunya (esta vida) y para tu ajira (la Otra Vida). A veces creemos que sabemos, pero no poseemos todo el conocimiento, y entender que Él conoce cuál es el mejor resultado es verdadero tawakul (confianza total en Dios).

Volver a la vida con los Nombres de Allah

La primera lección es que al comprender estos Nombres, deberíamos incrementar nuestra creencia en Allah, y especialmente es Sus otros Nombres y atributos. Todos están relacionados, y una vez que verdaderamente entendamos esto y vivamos de acuerdo con ello, nuestra creencia en Allah debería aumentar ya que veríamos las manifestaciones de Sus Nombres en nuestras vidas.

La segunda lección es la de la humildad. Cuando Abu Bakr, que Allah esté complacido con él, era elogiado, solía suplicar:

“¡Oh Allah!, Tú me conoces más que yo a mí mismo; y yo me conozco a mí mismo más de lo que ellos me conocen. ¡Oh Allah! Hazme mejor de lo que ellos dicen, perdóname por lo que no conocen de mí, y no me tengas en cuenta lo que ellos dicen de mí”. (Ibn Athir)

Todos sabemos nuestros defectos y faltas mejor que los demás, y hay algunas faltas de las que no nos damos cuenta que Allah conoce. Es importante que nos mantengamos con los pies en la tierra, que no importa lo bueno que consigamos ser que Allah el Conocedor de todo, y siempre podemos mejorar. Con respecto a esto, el du’a de los ángeles en el Corán es maravilloso:

“Dijeron: ¡Gloria a Ti! No tenemos más conocimiento que el que Tú nos has enseñado. Tú eres, en verdad, el Conocedor perfecto, el Sabio”. (Al-Baqarah 2:32)

Es importante atribuir siempre lo bueno a Allah, porque verdaderamente todo lo bueno viene de Él. Y como bien sabemos, aquel que sea agradecido, Allah le incrementa en Su favor.

Finalmente, el mejor conocimiento es el conocimiento de Allah. Al-Ghazali, dice: “Aquel que conoce todas las cosas pero no logra conocer a Allah no es llamado “una persona sabia”.”

Se nos anima a incrementar nuestro conocimiento, como Allah nos dice en el Corán:

“Y exaltado sea Allah, el Rey verdadero. Y no te adelantes recitando antes de tiempo aquello del Corán que esté descendiendo sobre ti. Y di: ¡Señor! Concédeme más conocimiento”. (Ta-Ha 20:114)

“Da la Sabiduría a quien quiere, y a quien se le da la Sabiduría se le ha dado mucho bien. Pero no recapacitan sino los que saben reconocer lo esencial”. (Al-Baqarah 2:269)

Es importante seguir aprendiendo en general para ser mejores en dunya, pero es igual de importante sino más incrementar el conocimiento de nuestro Din, y el conocimiento de Allah, porque eso también nos ayuda a poner dunya en contexto.

Pedimos a Allah que nos incremente en conocimiento beneficioso y en Iman. Amin.

 

________________________________________________________

Traducido del ingles con algunas modificaciones editoriales por el Equipo Editorial

Fuente: http://www.virtualmosque.com/relationships/withthedivine/the-all-knowing-the-most-wise/

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply