app

Allah es At-Tawwab (2/2)

Allah es At-Tawwab (2/2)

ramadan

(La primera parte de este articulo esta aquí)

Por: Jinan Yousef

“[…] Es cierto que Allah ama a los que se vuelven a Él y a los que se purifican”. (Al-Baqarah, 2:22)

Allah subhanahu wa ta’ala ama a aquellos que se vuelven a Él. El es At-Tawwab. Imagina ser amado por Allah porque siempre te vuelves a Él. Nada te lo impide. Y te vuelves a Él porque sabes que tiene un Señor que acepta que tú te vuelvas a Él.

A veces lo que hace que no nos volvamos a Él es el sentimiento de no creerse lo suficientemente bueno, o incluso pensamos que no podemos ser mejores.

Pero Ibn Ataillah dice:

“Cuando un apersona comete un error, es acompañado de oscuridad. Ciertamente la desobediencia es como un fuego, y la oscuridad es su humo. Es como alguien que hace un fuego en una habitación durante setenta años, ¿crees que el techo de esa habitación estará oscuro? De este mismo modo es como el corazón se oscurece con la desobediencia. Y nada lo limpia excepto el arrepentimiento a Allah. Humillación, oscuridad y tener un velo con respecto a Allah son los acompañamientos de la desobediencia. Pero cuando te vuelves a Allah, los efectos de los errores desaparecen”.

La llave para deshacernos de esta carga es precisamente volvernos a Allah, porque el acto de volvernos a Él elimina todo eso. Cuando te vuelves a Allah, no debe ser algo pesado, de hecho debería ser algo liberador. Si vuelves a casa y te das cuentas que tienes la ropa sucia, te la quitarías y te darías una ducha. ¿Y qué ocurre tras esto? Te sientes bien. Te sientes limpio. Puede que te vuelvas a ensuciar mañana. Y te volverás a duchar al llegar a casa. No dejamos de darnos una ducha porque estemos hartos de ensuciarnos. El sentimiento de sentirse limpio es mucho mejor, más reconstituyente.

Y Allah es tan Generoso, tan Misericordioso al aceptar que nos volvamos a Él, que suceden las siguientes cosas:

Perdón del error

Allah dice:

“Revelación del Libro procedente de Allah, el Poderoso, el Conocedor. Él que perdona las faltas y acepta el arrepentimiento […]” (Ghafir 40:2-3).

Cuando te perdona, Allah te protege de la causa de tu error en el Día del Juicio.

Sustituir el error por buenas acciones

 Allah dice en el Corán:

“Excepto quien se vuelva atrás, crea y obre rectamente, a esos Allah les sustituirá sus malas acciones por buenas. Allah es Perdonador y Compasivo”. (Al-Furqan 25:70).

Este es el nivel más alto de aceptación de tu tawba. Allah cambiará los errores por buenas acciones.

Y esto es solo con respecto a los errores. A veces nos volvemos a Allah cuando decidimos que queremos hacer más, que queremos ser mejores. Cuando te vuelves a Allah de este modo, lo mejor de las cosas que ocurren es que te conviertes de la gente que Allah ama. Y si Allah te ama, te mostrará su afecto porque Él es al-Wadud. ¿Y entonces por qué no nos volvemos al que acepta que nos volvamos a Él?

Las condiciones para arrepentirse de un error son las siguientes:

  1.       Te arrepientes de lo que has hecho. Reconoces que está mal. Esto no significa que te odies a ti mismo. Aun así, sabes que la acción que has hecho o el estado en el que te sientes es algo que no está bien, y que deberías cambiar.
  2.       Para de cometer el error en ese momento. A veces no paramos de cometer el mismo error, porque creemos que no seremos capaces de pararlo definitivamente, que volveremos a hacerlo. Páralo en el momento, eso es todo.
  3.       Intenta no volver a cometer el error nunca más. Pide Allah por Su ayuda y recuerda, odia lo que has hecho no a ti mismo. Allah nos dice en el Corán que le dirá a la gente del Jannah “Esto es una recompensa que os corresponde; vuestro esfuerzo ha sido agradecido”. (Al-Insan 76:22).
  4.       Si tu error tiene que ver con los derechos de otra persona, intenta devolver los derechos a aquellos que no respetaste. Si no puedes, has du’a por ellos.

Puede que alguien se pregunte, ”¿y qué hago después?” la respuesta es que vayas paso a paso. Volverte a Allah fue tu primer paso, el siguiente paso es que trabajes en ti mismo y en lo que te rodea. Elige algo sobre lo que tengas que trabajar, y algo que tengas que dejar de hacer. Trabaja en ellos hasta que te sea más fácil de hacer o más fácil de dejar según el caso. No te desanimes si sientes que tu desarrollo es lento.

Recuerda que el Profeta, la paz sea con él, dijo:

“Las acción más amada por Allah es la constante, aunque sea pequeña”. (Bujari)

Comienza con lo que es obligatorio, porque esto es lo que no hace acercarnos a Allah. Luego haz lo que es voluntario. Puedes hacer los dos a la misma vez, por supuesto, pero no priorices lo que es opcional por encima de lo que es obligatorio.

Y recuerda estas palabras de Allah:

“De Abu Huraira, Allah esté complacido con él que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz: “Dijo Allah, Altísimo sea: A quien se enemistó con un walíallah, le haré saber que está en guerra conmigo. Y no se Me ha acercado mi siervo para nada tan querido para Mí, como es el cumplimiento de aquello que le he hecho obligatorio. Y continúa mi siervo acercándose a Mí con acciones voluntarias hasta que es querido por Mí. Y si quisiera, Yo sería su oído con el cual oiría; y su vista con la que vería; y su mano con la que trabajaría por el bien; y sus piernas con las que andaría. Y lo que me pidiera, se lo daría. Y si buscara refugio en Mí, Yo se lo daría”. (Bujari)

Además, es importante obtener la ayuda de alguien: un buen amigo, tu esposa o esposo, tu maestro. Allah es la Guía, y Él es ar-Razaq (el Proveedor), y Él proveerá. Pero primero hemos de volvernos a Él.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply