app

Consejo para mujeres en su preparación del ayuno de Ramadan

Consejo para mujeres en su preparación del ayuno de Ramadan

Ramadán es un mes que da luz a las almas de los justos y los veraces, y da felicidad a los corazones de los sinceros.

Ramadán es un mes que da luz a las almas de los justos y los veraces, y da felicidad a los corazones de los sinceros.

Por: Equipo Editorial

¡Creyentes! Se os ha prescrito el ayuno al igual que se les prescribió a los que os precedieron. ¡Ojalá tengáis temor (de Allah)! (Al Baqarah 2:183).

Como prepararse para el ayuno de Ramadan

Se va acercando el mes de Ramadán, y hay ciertas cosas que las mujeres musulmanas pueden hacer para prepararse espiritual y físicamente para este periodo largo de ayuno que es obligatorio para todo musulmán, físicamente capaz, que haya llegado a la edad de la pubertad.

Mostrar los asuntos que conciernen a las mujeres musulmanas durante Ramadán puede ayudarlas a hacer que se saque el mayor provecho de este, siendo especialmente importante que las nuevas musulmanas.

Es recomendable para los musulmanes comer un poco antes de la oración del amanecer (en árabe se llama suhur).

Anas ibn Malik relató que el Profeta dijo: “Tomad el sahur, porque en él hay bendiciones”. (Al-Bujari, Muslim).

Suhur

El suhur nos da energía y otros beneficios durante el día de ayuno, por lo que puede ser una buena idea planearlo y despertarse antes para tomar un buen suhur. Es fácil lograrlo si nos vamos a la cama temprano, por lo que intenta planear tu agenda una vez que empiece Ramadán. Además si normalmente te cuesta levantarte para la oración de Fayr, Ramadán es el mejor momento para poder cambiar esos hábitos. Ramadán es una oportunidad que tenemos todos los años para renovar nuestra relación y compromiso con Allah.

Si estás acostumbrada a beber té o café por la mañana o durante el día, sé consciente que el hecho de no consumir cafeína puede causar dolores de cabeza mientras se ayuna. Por lo que intenta en este tiempo previo reducir gradualmente la cafeína. Puede parecer un elemento sin importancia en comparación con la grandeza de este mes pero muchos musulmanes lo han experimentado, así pues te avisamos para que te puedas preparar antes y así no padecerlo.

Cuando no ayunar

Las mujeres han de saber los momentos en los que está prohibido ayunar, como cuando están con la menstruación o con el sangrado después del parto.

Las mujeres embarazadas o amamantando tienen un permiso especial de no ayunar en Ramadán si sienten que ellas o sus bebés van a perjudicarse por ello, pero no se le prohíbe ayunar si ellas creen que podrán cumplir con el ayuno. Si estás embarazada o amamantando y decides ayunar, es importante que te cuides y comas adecuadamente durante las horas que no se ayuna. En caso de que tengas que al estar embarazada o amamantando tengas que romper el ayuno, no te sientas culpable, es mejor que no excedas los límites de tu cuerpo. De hecho, este permiso para no ayunar desde ser considerado como una misericordia de Allah y no un castigo.

Si estás enferma o tienes que tomar medicaciones durante el día, consulta con tu médico si es posible que puedas ayunar. Si no estás segura de tu situación recurre a preguntarle a alguien de conocimiento.

Los días de ayuno que no se hayan hecho debido a la menstruación, embarazo, por estar amamantando o por enfermedad, se deben de recuperar antes del siguiente Ramadán. InshAllah. Para saber cómo según la escuela que sigas se recupera el día de ayuno perdido consulta a personas de conocimiento.

Comprender y respetar las necesidades físicas de tu cuerpo durante Ramadán te ayudará a tener más energía y así poder atender tus responsabilidades con éxito.

Aprovechar el mes de Sha’ban

La preparación espiritual es algo que se debe hacer antes de que Ramadán comience. Debemos prepararnos para Ramadán haciendo una limpieza tanto de nuestro entorno como de nuestros corazones.

Abi Hurairah (Ra) relató que el Profeta (s.a.s.) dijo: “Si alguien no se abstiene de la falsedad y de la conducta hipócrita. Allah no tiene necesidad alguna de que se abstenga de comida y bebida” (Al-Bujari)

Ayunar en Sha’ban (el mes en el que estamos según el calendario musulmán) es una buena manera de prepararse para el mes de Ramadán. El Profeta también ayunaba los lunes y jueves todas las semanas. Debemos hacer del ayuno algo que hacemos durante todo el año, no solo en Ramadán, para que aparte de obtener las bendiciones, nos ayude a acostumbrarnos.

Las primeras generaciones de la Ummah solían hacer Du’a 6 meses tras Ramadán que Allah aceptará sus acciones en Ramadán. Y los otros 6 meses hacia Du’a, para que Allah les concediera la bendición de estar vivos en el siguiente Ramadán.

Ramadán es un mes que da luz a las almas de los justos y los veraces, y da felicidad a los corazones de los sinceros. Es el mes de la obediencia, y en él hay preciosas reflexiones para todos nosotros. Ciertamente otorga la victoria al alma sobre el cuerpo y nos da una oportunidad maravillosa para acercarnos a nuestro Señor.

Durante este mes de Sha’ban debemos intentar conocer más acerca lo que el Profeta Muhammad, la paz sea con él, decía y hacía acerca de Ramadán, y hacer un esfuerzo para llevarlas a cabo este Ramadán. Debemos también purificar nuestro corazón e intenciones antes del comienzo de Ramadán para hacer un ayuno exitoso para nosotros y nuestras familias. InshAllah.

Ramadán es una excelente oportunidad para renovar relaciones que hayan podido romperse durante el año, y debemos tratar de aclarar cualquier disputa o malos sentimientos con otros musulmanes.

Pedimos a Allah que nos conceda la capacidad de cambiarnos a nosotros mismos para mejor durante este mes, y no ser de aquellos a los que se le ha negado Su misericordia y perdón. Ciertamente él es el que todo lo oye y el que responde.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply