app

El Corán: un profesor para los científicos modernos (2 de 3)

El Corán: un profesor para los científicos modernos (2 de 3)

Autor: Redacción The Islamic Bulletin

continua a partir de: El Corán: un profesor para los científicos modernos (parte 1 de 3)

LA EXISTENCIA DE LA ÓRBITA SOLAR

sol

Él es Quien ha creado la noche y el día, el sol y la luna. Cada uno navega en una órbita

La gente en el pasado solía creer que el Sol era el que se trasladaba alrededor de la Tierra. Pero más tarde, Nicolás Copérnico en 1512 reveló su teoría heliocéntrica del movimiento planetario, el cual pone al Sol “inmóvil” en el centro del sistema solar con todos los planetas girando a su alrededor. La ciencia moderna nos dice ahora que el Sol no se encuentra fijo en un punto, sino que está en movimiento.

Al Sol, viajando aproximadamente a 240 kilómetros por segundo, le toma cerca de 200 millones de años para completar un giro alrededor al centro de la Vía Láctea que es nuestra Galaxia, y 25 días para hacer una rotación completa en su propio eje. Ahora mira como Dios ha revelado este fenómeno en el Corán de manera tan exacta y hermosa.

“Él es Quien creó la noche y el día, el sol y la luna. Cada uno navega en una órbita.” (Sura de los profetas 21:33)

LA CONQUISTA DEL ESPACIO POR LOS HUMANOS

La exploración humana y la conquista del espacio comenzó con el lanzamiento del satélite Ruso, Sputnik I el 4 de octubre de 1957. Luego siguió el lanzamiento de los humanos al espacio, el cual eventualmente lideró al “alunizaje” y por lo tanto al primer vuelo tripulado el 20 de julio de 1967. Fue entonces que el sueño de la humanidad, desde el comienzo de los tiempos de ir más allá de la Tierra hacia los cielos, fue realizado.

El Corán 1400 años atrás claramente pronosticó el avance humano y la posibilidad del vuelo espacial.

“¡Genios y hombres juntos! Si podéis saliros de los confines del cielo y de la Tierra hacedlo…Pero no tendréis salida si no es con un poder (de Dios).” (Sura del misericordioso 55:33)

LA ATMÓSFERA PROTECTORA

El planeta Tierra es constantemente bombardeado por meteoritos que se desintegran sobre la atmósfera y también por los rayos emitidos por el Sol. Esta radiación ultra violeta es absorbida no obstante por el manto de Ozono que forma la orla exterior de nuestra atmósfera.

Es por ello, que nuestra atmósfera junto con el manto de Ozono representan para nosotros un escudo protector. La vida tal vez no pudo nunca haber existido sin este escudo. Cuán meticulosamente nuestro Señor nos sostiene y protege contra tal destrucción atmosférica.

“E hicimos del cielo un techo protegido. Sin embargo ellos se apartan de Sus signos.” (Sura de los profetas 21:32)

EMBRIOLOGÍA

El naturalista holandés Anthony Van Leeuwenhoek (1632-1723) produjo lentes con un poder suficiente para probar que muchas criaturas muy pequeñas no son espontáneamente generadas sino que son producidas a partir de huevos. La ciencia de la Embriología como la conocemos hoy en día no descubrió muchos de los aspectos detallados del desarrollo embriológico humano sino hasta los años 70′ y con el uso tecnológico de poderosos microscopios, ultra sonido y fibras ópticas. Observa como en el Corán se describió las fases del desarrollo embriológico.

“(Allah) ha creado al hombre a partir de una gota de esperma…” (Sura de la abeja 16:4)

La fertilización toma su lugar sólo con un espermatozoide de entre varios decenas de millones producidos por el hombre.

“Luego hicimos que fuera una gota de esperma dentro de un receptáculo seguro.” (Sura de los creyentes 23:13)

Implantación de lo blastocitos en el Útero.

“Luego transformamos la gota de esperma creando un coágulo de sangre y el coágulo de sangre creando un trozo de carne, y el trozo de carne en huesos que revestimos de carne haciendo de ello otra criatura.” (Sura de los creyentes 23:14)

Este verso describe con más detalle los diferentes procesos que atraviesa el embrión humano.

“… Y El (Allah) os dio el oído, la vista y el entendimiento…” (Sura de la postración 32:9)

El oído interno aparece antes que los ojos, y el cerebro (la fuente del entendimiento) se diferencia al último. El Dr. E. Marshall Johnson. Profesor de Anatomía, llegó a la conclusión después de haber estudiado los versos del Corán. “el Corán no sólo describe el desarrollo de la forma externa sino que también enfatiza las fases internas – las fases referentes al embrión en cuanto a su creación y desarrollo- enfatizando eventos más complejos reconocidos ahora por la ciencia moderna… Así pues no veo nada en conflicto con el concepto que la intervención divina tuvo que ver.

..”

fuente: www.islamicbulletin.org/

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply