app

Islam guía al ser humano a conocer los signos de Dios

Islam guía al ser humano a conocer los signos de Dios

La gente de entendimiento ve los signos de Dios e intentan comprender Su conocimiento eterno y poder recordando y reflexionando en ellos.

La gente de entendimiento ve los signos de Dios e intentan comprender Su conocimiento eterno y poder recordando y reflexionando en ellos.

Por: Equipo Editorial

“Y di: Las alabanzas a Allah. Él os mostrará Sus signos y vosotros los reconoceréis. Y tu Señor no descuidará lo que hacéis”. (An-Naml 27:93)

“Esto es una comunicación dirigida a los hombres para advertir con ella y para que sepan que Él es un dios Único; y los que saben reconocer lo esencial recuerden”. (Ibrahim 14:52)

En muchos otros versos del Corán, Allah enfatiza que uno de los propósitos más importantes de la revelación del Corán es invitar a la gente a reflexionar.

En el Corán, Allah invita a la gente a que rechacen aceptar las creencias y valores que la sociedad intenta imponerles y a que reflexionen dejando a un lado los prejuicios, tabúes y limitaciones de sus mentes.

El ser humano debe pensar en cómo llegó a ser lo que es, cuál es el propósito de su vida, por qué va a morir, y qué le espera tras la muerte. Tiene que preguntarse cómo él, y todo el universo, fue creado y cómo sigue existiendo. Mientras se hace estas preguntas ha de liberarse de todo prejuicio y represión.

Si cuando uno reflexiona sobre lo que mencionábamos anteriormente aísla su conciencia de cualquier obligación social, ideológica y psicológica, eventualmente podremos percibir que el universo entero, incluido él mismo, es creado por un poder superior.  Incluso cuando examina su cuerpo, o cualquier otro aspecto de la naturaleza, podrá observar un trabajo de impresionante armonía y sabiduría en la planificación del diseño.

El Corán guía al hombre. En el Corán, Allah nos guía sobre lo que tenemos que reflexionar e investigar. Con los métodos de reflexión que se dan en el Corán, aquel que crea en Allah, podrá percibir la perfección de Dios, Su eterna sabiduría, conocimiento y poder sobre Su creación. Cuando un creyente comienza a pensar de la manera que muestra el Corán, pronto se da cuenta que todo el universo es un signo del poder de Allah.

En el Corán, la gente es llamada a contemplar numerosos eventos y objetos que claramente atestiguan la existencia de Dios y Sus atributos. En el Corán todos estas cosas que dan testimonio son designadas como “signos”, significando, “evidencia probada, conocimiento absoluto y expresión de la verdad”.

Por lo tanto, los signos de Allah son todas las cosas del universo  que revelan y comunican los atributos de Allah. Aquellos que puedan observar y recordar se darán cuenta que el universo entero está totalmente compuesto de signos de Allah.

Esto, ciertamente es la responsabilidad de la humanidad: ser capaces de ver los signos de Dios. De este modo, esa persona podrá conocer al Creador que lo creó, acercarse a Él, descubrir el significado de su existencia y así prosperar.

Todo es un signo de Allah, la respiración de un ser humano; los desarrollos sociales y políticos; la armonía cósmica del universo; el átomo, y todos funcionan bajo Su control y sabiduría, obedeciendo Sus leyes. Reconocer y conocer los signos de Allah es un esfuerzo personal. Uno reconocerá y conocerá los signos de Allah según su propia sabiduría y consciencia. Aunque sin duda alguna guía puede también ayudar. Como primer paso, uno puede investigar algunos aspectos resaltados en el Corán de manera que se obtenga la mentalidad que se requiere para percibir el universo como una expresión de las cosas creadas por Dios.

Algunos de los signos de Dios en la naturaleza se señalan en la surah de la Abeja:

“Él es Quien hace que caiga agua del cielo para vosotros, de ella tenéis de qué beber y arbustos en los que apacentáis. Con ella hace que crezcan para vosotros cereales, aceitunas, palmeras, vides y todo tipo de frutos; es cierto que en eso hay un signo para gente que reflexiona. Y ha puesto para vuestro servicio la noche y el día, el sol y la luna, así como las estrellas están sometidas por Su mandato; es cierto que en ello hay signos para gente que razona. Y todo lo que para vosotros ha producido en la tierra con distintos colores; verdaderamente en ello hay un signo para la gente que recapacita. Y Él es Quien ha hecho accesible el mar para que comáis de él carne fresca y os procuréis adornos que vestir -y ves cómo la nave navega en él- y para que busquéis Su favor, quizás podáis agradecer. Ha puesto en la tierra macizos montañosos para que no se moviera con vosotros, y ríos y caminos para que os orientarais. Y señales. Y por medio de las estrellas se guían. ¿Acaso Quien crea es como el que no crea? ¿Es que no vais a recapacitar?”. (An-Nahl 16:10-17)

En el Corán, Dios invita al ser humano a que reflexione en los asuntos en los que otros ignoran o simplemente intentan desviar la atención que necesitaría con términos como “evolución”, “coincidencia” o “milagro de la naturaleza”.

“Es cierto que en la creación de los cielos y la tierra y en la sucesión del día y la noche, hay signos para los que saben reconocer la esencia de las cosas. Los que recuerdan a Allah de pie, sentados y acostados y reflexionan sobre la creación de los cielos y la tierra: ¡Señor nuestro! No creaste todo esto en vano. ¡Gloria a Ti! Presérvanos del castigo del Fuego.” (Aal-‘Imran 3:190-191)

Como vemos en estos versículos, la gente de entendimiento ve los signos de Dios e intentan comprender Su conocimiento eterno y poder recordando y reflexionando en ellos. La sabiduría de Allah no tiene límites, y Su creación es perfecta. Para los hombres de entendimiento, todo a su alrededor es un signo de Su creación.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply