app

La tolerancia religiosa en el Islam (1/2)

La tolerancia religiosa en el Islam (1/2)

Durante la historia islámica se ha mostrado tolerancia no solo a los musulmanes con un punto de vista diferente, sino también a los no musulmanes.

Durante la historia islámica se ha mostrado tolerancia no solo a los musulmanes con un punto de vista diferente, sino también a los no musulmanes.

Por: Marmaduke Pickthall

Una de los temas más importantes en Islam es la tolerancia. No existe al compulsión forzada para que la gente cambie de religión. Durante la historia islámica se ha mostrado tolerancia no solo a los musulmanes con un punto de vista diferente, sino también a los no musulmanes. Hoy, desafortunadamente, muchos musulmanes han olvidado esto. Se muestran intolerantes con no-musulmanes que viven bajo su autoridad y con musulmanes que no comparten la misma opinión.

Hemos editado esta charla dada por el erudito Marmaduke Pickthall sobre la tolerancia en el Islam como un recordatorio de esto. La charla fue dada en Madrás, India, en 1927, y su mensaje es tan actual ahora como hace 75 años.

La tolerancia en el Islam

Una de los más grandes errores cometidos por los escritores occidentales al hablar sobre Islam es decir que es intolerante. Esto es dar la vuelta a las tablas con venganza cuando uno recuerda algunos hechos: que ni un solo musulmán fue dejado con vida en España, Sicilia o Apulia. Cuando unos se acuerda de que ni un solo musulmán fue dejado con vida ni ninguna mezquita en pie en Grecia tras la rebelión de 1821. Cuando uno se acuerda de cómo los musulmanes de los Balcánes, que eran mayoría, han sido sistemáticamente reducidos con el visto bueno de toda Europa.

En España, bajo los califas Omeyas, y en Bagdad, bajo los Abasidas, los cristianos y los judíos eran admitidos en las escuelas y universidad con lo musulmanes, no solo eso, sino que era acogidos y hospedados en residencia bajo costo del estado musulmán. Cuando los musulmanes fueron expulsados de España, los judíos sufrieron una terrible persecución a manos de los cristianos. Los que pudieron escapar fueron, algunos a Marruecos, y muchos al Imperio Otomano. Las tierras del Islam eran un refugio para todos aquellos que escapaban de las inquisición, fuesen musulmanes o no.

Los crisitianos occidentales, hasta el siglo dieciocho, no sabían y no tenían interés en saber en qué creían los musulmanes; como tampoco tenían interés en saber en qué creían los cristianos orientales. La Iglesia estaba dividida en dos y llegó un momento en el que los cristianos orientales, como dice el historiador Gibbon, preferían vivir bajo el dominio de los musulmanes, quienes les dejaban practicar su forma de religión y adherirse a sus dogmas, que bajo los cristianos occidentales, que los haría católicos o los eliminarían.

Si Europa hubiese sabido tanto sobre el Islam como los musulmanes sabían sobre el cristianismo, el brote fanático conocido como las cruzadas no podrías haber sucedido, puesto que estaba basado en el desconocimiento y la ignorancia. Historias llenas de ignorancia y desconocimiento, además de malicia, era lo que se le contaba a la gente de Europa para que se alistaran para las cruzadas y lucharan contra la gente más civilizada del momento. El cristianismo consideraba todo lo que no fuese católico como condenado eternamente.

Fue solo cuando las naciones europeas rompieron con sus leyes religiosas que se volvieron más tolerantes, y fue solo cuando los musulmanes dejaron sus leyes religiosas que se volvieron menos tolerantes y abandonaron otras evidencias de la cultura más elevada. Antes de la llegada del Islam, la tolerancia nunca fue establecida como una parte esencial de la religión.

Para los musulmanes, el judaísmo, el cristianismo y el Islam, son tres formas de una misma religión, que en su pureza original, era la religión de Abraham: el Islam, la sumisión perfecta a la Voluntad de Dios. Los judíos, es su religión, después de la muerte de Moisés, limitaron la misericordia de Dios a su nación elegida y hicieron de Su reino el dominio de su raza.

Los cristianos limitaron la misericordia de Dios solo a aquellos que creían en ciertos dogmas. Todo aquel que no los hacía era considerado un paria que debía de ser perseguido para bien de su propia alma.

Es solo en el Islam en el que la naturaleza real del Reino de Dios es manifiesta:

¡Allah! No existe nada ni nadie con derecho a ser adorado excepto Él, Viviente, se basta a Sí mismo y se ocupa de toda la creación. No Le toma somnolencia ni sueño. Suyo es cuanto hay en los cielos y la Tierra. ¿Quién podrá interceder ante Él sino con Su anuencia? Conoce el pasado y el futuro; y nadie abarca de Su conocimiento salvo lo que Él quiere. Su Trono se extiende en los cielos y en la Tierra, y la custodia de ambos no Le agobia. Y Él es Sublime, Grandioso.No está permitido forzar a nadie a creer. La guía se ha diferenciado del desvío. Quien se aparte de Satanás y crea en Allah, se habrá aferrado al asidero más firme [el Islam], que nunca se romperá. Y Allah es Omnioyente, Omnisciente. (Corán, 2:255-256)

Estos dos versos son complementarios. Donde hay una realización de la majestad y el dominio de Allah, no hay compulsión en la religión. El hombre elige su camino, alianza u oposición, y es suficiente castigo para quien se opone que continuamente se aleja más de la luz de la verdad.

Los que muchos musulmanes no se dan cuenta es que estas reglas se aplican tanto a nuestra propia comunidad como a la gente de que no forma parte de esta, dado que las leyes de Allah son universales. Y que la intolerancia de algunos musulmanes por la opinión y creencias de otro hombre es una evidencia de que él mismo se ha olvidado, en ese momento, de la Majestad y Misericordia de Allah que le es presentada en el Corán.

En el Corán podemos encontrar dos significados para la palabra kafir, que se convierten en uno cuando intentamos entender los que Dios quiere decir. El kafir es, primero, quien no sigue ninguna religión. Es quien se opone a la Voluntad de Allah y al propósito de la humanidad, por lo que no cree en la verdad de ninguna religión, no cree en ninguna de las escrituras como revelación divina, no cree hasta el punto que se opone activamente a todos los profetas, quienes los musulmanes consideran sin distinción, como mensajeros de Allah.

El Corán repite constantemente que es la confirmación de la verdad de todas la religiones. Las escrituras previas habían sido cambiadas y hechas confusas y los profetas anteriores hechos figuras míticas hasta el punto de que la gente dudaba de que las historias que se contaban sobre ellos fuesen reales y de que hubiesen existido. Aquí, dice el Corán, hay una escritura sobre la que no hay duda, y un profeta que vive entre vosotros y os enseña. Si no fuese por este Libro y este Profeta, quizás la humanidad tendría una excusa para decir que la guía que Allah le habían mandado parecía una fábula. Este Libro y este Profeta confirmán la verdad de todo lo se habían revelado antes de ellos, y quienes no creen en ellos hasta el punto de la oposición a la existencia de un Profeta y de una Revelación, realmente se oponen a la idea de la guía de Allah, que es la verdad de todas la religiones reveladas. Nuestro Profeta, que la paz sea con él, dijo que el término káfir no se debía usar para cualquier persona que saludase a los musulmanes con “salam” (paz). Los káfir, en el Corán, son quienes conscientemente hacen el mal y cubren la verdad.

Quizás no hayamos desviado un poco del tópico, per parecía necesario porque hay muchas confusión respecto a este tema incluso entre los musulmanes, que se produce de un estudio erróneo del Corán y de la vida del Profeta. Muchos musulmanes se olvidan de que el Profeta tenía muchos aliados entre los no musulmanes, incluso después de que el Islam se hubiese establecido en Arabia, y que cumplia sus pactos con ellos. Por lo que se debe de notar que l motivo de conversión de casi todos estos aliados al Islam no era le espada, sino ls buena conducta de lo musulmanes, puesto que lo hacían mucho antes de que se acabaran estos tratados.

En el siguiente artículo continuaremos hablando de la tolerancia religiosa en el Islam y veremos ejemplos concretos de cómo esta se ha manifestado a lo largo de la historia y en muchas circunstancias diferentes.


Fuente: http://www.teachislam.com/dmdocuments/Marmduke_Pickthall_Tolerance_In_Islam.pdf Traducido con liegeras modificaciones editoriales por Truth Seeker

Para leer la segunda parte de este artículo haga click aquí

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply