app

7 mujeres importantes en la historia islámica

7 mujeres importantes en la historia islámica

Las mujeres siempre han formado parte importante del desarrollo cultural y social, también en el Islam

Las mujeres siempre han formado parte importante del desarrollo cultural y social, también en el Islam

Por: Redacción

A lo largo de miles de años, muchas mujeres han dejado una marca en sus sociedades, a veces cambiando el curso de la historia e influyendo en esferas pequeñas pero significativas de la vida en otros. Desde la antigüedad, las mujeres han sobresalido en las áreas de poesía, literatura, medicina, filosofía y matemáticas. Un ejemplo famoso es Hypatia (370-415), una filósofa, matemática, astrónoma y profesora que vivió en Alejandría, en el Egipto helenístico, y que participó en la comunidad educativa de esa ciudad

En la misma línea, es interesante observar la visión islámica de Cleopatra de Egipto (69 aC). Fuentes árabes se referían a ella como un monarca fuerte y capaz que era muy protectora de Egipto. Estas fuentes se centraron en su talento, pero no hacen ninguna referencia a su moral o poder seductor. Sino que se centraban en su conocimientos y su talento en la gestión. Esta imagen árabe de Cleopatra está en contraste directo con la presentada por las fuentes greco-romanas, que la presentaron como una mujer hedonista y seductora.

Desde los primeros años del Islam, las mujeres han desempeñado papeles cruciales en su sociedad. Contribuyeron sustancialmente a la prominencia de la civilización islámica. Por ejemplo, Aisha bint Abu Bakr, esposa del Profeta Muhammad, tenía habilidades especiales en la administración. Fue una gran erudita en hadith, jurisprudencia, una muy buena educador y oradora. También hay muchas referencias que apuntan a las mujeres musulmanas que sobresalieron en áreas como la medicina, la literatura y la jurisprudencia. Esta larga tradición encuentra su contraparte en los tiempos modernos. Por ejemplo, en un papel más reciente e inusual, Sabiha Gökçen (1913-2001) fue la primera mujer piloto de combate en el mundo. Fue nombrada entrenadora en jefe en el Instituto Turco de Aviación.

Pero  encontramos poca información sobre las contribuciones de las mujeres musulmanas en los libros clásicos de la historia. Una nueva visión podría surgir del estudio de manuscritos aún no editados. Hay muchos manuscritos en archivos de todo el mundo. Sólo algunos de ellos han sido editados y la mayoría de estos no tratan de ciencia. Esto indica la desafiante tarea que está por delante para los investigadores en el tema.

Hay tantas mujeres importantes en la historia del Islam, que el Dr. Akram Nadwi fue capaz de compilar las biografías de más de ocho mil mujeres eruditas en cuarenta volúmenes, y estas eran solo las que tuvieron una importancia académica notable. Algunas de estas son la siguientes:

Fátima al-Fihri jugó un gran papel en la civilización y cultura de su comunidad. Emigró con su padre Mohamed al-Fihri de Qayrawan en Túnez a Fez. Creció con su hermana en una familia educada y aprendió Fiqh (jurisprudencia islámica) y Hadith. Fátima heredó una cantidad considerable de dinero de su padre que utilizó para construir una mezquita para su comunidad. Establecida en el año 859, la mezquita Qarawiyin tiene y conserva la más antigua, y posiblemente la primera universidad en el mundo. Los estudiantes viajaban allí de todo el mundo para estudiar ciencias islámicas, astronomía, idiomas y ciencias. Los números árabes se conocieron y se usaron en Europa a través de esta universidad. Este es sólo un ejemplo importante del papel de la mujer en el progreso de la educación y la civilización.

Razia (o Raziyya) Sultana de Delhi tomó el poder en Delhi durante cuatro años (1236-1240 dC). Fue la única mujer que se sentó en el trono de Delhi. Los antepasados ​​de Razia eran musulmanes de ascendencia turca que llegaron a la India en el siglo XI. Contrario a la costumbre, su padre la seleccionó, sobre sus hermanos, para ser su sucesor. Después de la muerte de su padre, fue persuadida a dejar del trono a favor de su hermanastro Ruknuddin, pero, en contra de su gobierno, la gente exigió que se convirtiera en Sultana en 1236. Ella estableció paz y orden, fomentó el comercio, plantaron árboles, cavaron pozos, apoyó poetas, pintores y músicos, construyó escuelas y bibliotecas, apareció en público sin el velo, usó túnica y tocado de hombre. Las reuniones estatales a menudo estaban abiertas al pueblo. Pero también hizo enemigos cuando trató de eliminar algunas de las discriminaciones contra sus súbditos hindúes.

Durante la civilización musulmana, numerosas mujeres han sobresalido en varios campos en el África subsahariana. Entre ellas la Reina Amina de Zaria (1588-1589). Era la hija mayor de Bakwa Turunku, que fundó el Reino de Zazzau en 1536. Amina llegó al poder entre 1588 y 1589. Amina generalmente se recuerda por sus fieras hazañas militares. De especial importancia fue su brillante estrategia militar y en particular sus habilidades de ingeniería en la erección de grandes campamentos amurallados durante sus diversas campañas. Generalmente se le atribuye la construcción del famoso muro de Zaria.

Labana de Córdoba (España, siglo X) conocía todo lo relacionado con las ciencias exactas; sus talentos eran iguales en la solución de los problemas geométricos y de álgebra más complejos, y su vasto conocimiento con la literatura general le obtuvo el importante empleo de secretaria privado del califa Al-Hakam II.

Sutayta al-Mahmali fue instruida y guiada por varios estudiosos incluyendo a su padre. Otros eruditos que le enseñaron fueron Abu Hamza b. Qasim, Omar b. Abdul-‘Aziz al-Hashimi, Ismail b. Al-Abbas al-Warraq y Abdul-Alghafir b. Salamah al-Homsi. Fue elogiada por historiadores como Ibn al-Jawzi, Ibn al-Khatib Baghdadi e Ibn Kathīr. Murió en el año 377H / 987CE. Sutayta no se especializó en un solo tema, pero sobresalió en muchos campos como la literatura árabe, el hadiz y la jurisprudencia, así como las matemáticas. Se dice que era una experta en hisab (aritmética) y fara’idh (cálculos sucesivos), siendo ambas ramas prácticas de las matemáticas que estaban bien desarrolladas en su tiempo. Se dice también que inventó soluciones a ecuaciones que han sido citadas por otros matemáticos, que denotan aptitud en el álgebra. Aunque estas ecuaciones eran pocas, demostraron que sus habilidades en matemáticas iban más allá de una simple aptitud para realizar cálculos.

Gevher Nesibe Sultan fue una princesa del siglo XIII del sultanato de Rum, la hija de Kilij Arslan II y hermana de Kaykhusraw I, y homónima de un magnífico complejo que comprende un hospital, una madraza contigua dedicado principalmente a los estudios médicos y una mezquita en Kayseri, Turquía. El complejo fue construido entre 1204 y 1206, y el madraza -escuela-, cuya construcción se inició inmediatamente después de la muerte de Gevher Nesibe en 1206, fue terminada en 1210. El complejo toma su nombre de la princesa.

Melike Mama Hatun, o simplemente Mama Hatun, era una jefa de la dinastía Saltukid, que tuvo su capital en Erzurum durante unos nueve años entre, 1191 y 1200. Durante su reinado hizo construir un caravanserai, una mezquita, un puente y nn hammam en la ciudad de Tercan, situado a medio camino entre Erzincan y Erzurum, los cuales todavía están en pie y están nombrados en honor a ella. Su tumba está también en Tercan. La ciudad en sí se llamaba Mamahatun hasta hace poco, y todavía se conoce como tal localmente. Mamá Hatun también sigue siendo una figura vivaz en la literatura popular turca hasta nuestros días.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply