app

¿Era el amor en el mundo musulmán del siglo XV diferente a ahora?

¿Era el amor en el mundo musulmán del siglo XV diferente a ahora?

Ibn Hazam escribió un tratado sobre el amor en el siglo XV que muestra que las situaciones que se daban en al mundo musulmán de entonces son muy parecidas a las de hoy

Ibn Hazam escribió un tratado sobre el amor en el siglo XV que muestra que las situaciones que se daban en al mundo musulmán de entonces son muy parecidas a las de hoy

Por: Louise Gallorin

En los tiempos clásicos del imperio musulmán los eruditos sabían, pensaban y escribían sobre todo tipo de tópicos, desde religión hasta medicina o amor. Eran hombres renacentistas en todas sus expresiones. Escribieron sobre el amor desde un punto de vista filosófico, médico y erótico (por ejemplo “El jardín perfumado de las delicias sensuales”, un libro del siglo XV de Shaikh Al-Nafzawi). Ibn Hazan también dejó una notable y encantador aportación a las obras sobre el amor.

Sobre Ibn Hazm

Ibn Hazam (994 – 1064) nació en Córdoba, en el sur de España, tres siglos después de que se estableciese el gobierno musulmán. Era un erudito, matemático, jurista y filósfo. Vivió durante momentos de agitación política, cuando las tribus bereberes ganaban más relevancia en el poder tras la caída de los Omeyas y las desintegración de la unidad califal en España. Estos tiempo vieron, por contra, una renovación y proliferación paralela de la literatura, de la que este tratado es un ejemplo.

Ibn Hazam creció en un casa llena de mujeres, como él describe: “Yo fui criado en su seno, y criado entre ellos, sin conocer ninguna otra sociedad. Nunca me senté con hombres hasta que ya era un joven, y mi barba había comenzado a brotar”. Se casó muy joven con una mujer llama Naaman, y por quien sentía un gran amor. Cuando esta murió, estuvo de luto durante muchos meses y nunca volvió a casarse.

El tratado sobre el amor

El tratado sobre amor de Ibn Hazm, cuyo título se traduce en español como “El collar de la paloma” o “El anillo de la paloma”, es considerado como una de las grandes obras maestras de la prosa medieval árabe. Pero, ¿qué lo diferencia de los demás? Una de las respuestas a esta pregunta es su estilo, su tono personal y su contexto andaluz. Veamos sus diferentes aspectos.

En el aspecto literario, Ibn Hazm tiene una prosa poética hermosa, que hace su tratado muy agradable de leer en el árabe original. Sobre el tema, el tratado trata el amor como un fenómeno social con ejemplos de la vida real, el amor como parte del curso natural de la vida humana, y lo mira a través de diferentes aspectos. Ibn Hazm está tratando de entender cómo y por qué alguien se enamora, qué situaciones lo animan (es decir, un amigo útil que transmite mensajes) y lo que lo impide (es decir, un celoso tercero o incluso la muerte).

Ibn Hazm también se pone íntimo, en lugar de escribir sobre el amor de una manera universal u objetiva como muchos de los eruditos de su tiempo. Escribre ejemplos de su propia vida y la vida de sus contemporáneos para explicar lo que sucede en la vida del amante. Descubrimos la personalidad ambivalente del autor, tanto admiradora de las mujeres como conservadora de un cierto grado de desconfianza hacia ellas. En general, muy humano en sus defectos.

A través de este tema del amor y de estas situaciones mundanas, que resuena con los lectores de cualquier época y lugar, descubrimos algunos aspectos de la vida de los habitantes de la España medieval y su cultura. Esto incluye el lugar particular de las mujeres, que, mientras que gobernaban “detrás de las cortinas” en sus hogares, tenían un poder notorio en la sociedad … Posiblemente más que cualquier otra parte del mundo islámico en ese entonces.

Su tratado fue escrito como una carta, dirigida a un amigo suyo, que se quejaba de asuntos del corazón. Se compone de 29 capítulos, con títulos como “Enamorarse a primera vista”, “De golpear con los ojos”, “De ocultar el secreto”, o los aspectos negativos sobre la vida del amante, como “Del Calumniador” o “De la traición “. En cada uno de ellos, discute sus opiniones y pensamientos sobre estas manifestaciones de amor con ejemplos de la vida cotidiana, su propia poesía, versos coránicos y hadices.

Las tendencias neoplatónicas, una escuela de filosofía ampliamente aceptada por los eruditos de la época, no pasan desapercibidas. Según esta teoría, el mundo está formado por el dominio ideal del espíritu donde habita la perfección y al que anhela el alma, y el dominio material donde impera la imperfección. Por eso Ibn Hazm dice que “por mi parte considero al Amor como una conjunción entre partes dispersas de almas que se han dividido en este universo físico, una unión efectuada dentro de la sustancia de su elemento sublime original”. Para él, el amante sólo aspira a reunirse con su otra mitad a pesar de las limitaciones de este mundo, “su alma es, de hecho, libre y consciente de que ese otro es el que comparte con ella la proximidad antigua, su alma siempre está buscando al otro, esforzándose por buscarla, deseando volverla a encontrar, atrayéndola a sí misma, si fuera como un imán atrae el hierro”.

Terminemos esta presentación muy breve de esta bella obra con una descripción general de un par de amantes en el primer capítulo, “Los Signos del Amor”, que ilustra, curiosamente, como de contemporánea parece una escena medieval musulmana española: “Cuando se aman mutuamente con igual ardor, y su afecto mutuo es intensamente fuerte, se volverán en contra del otro sin ninguna razón válida, cada uno contradiciendo deliberadamente al otro en todo lo que pueda decir; discuten de forma violenta por las cosas más pequeñas, cada uno recogiendo cada palabra que el otro dice y malinterpretándola deliberadamente. Todas estas artimañas destinadas a probar y demostrar lo que cada uno busca en el otro”.


Fuente: http://mvslim.com Traducido y editado por Truth Seeker

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply