app

La edad de la información necesita misericordia

Vivimos en un momento social que se ha llamado: la edad de la información. Pero esta no es sabiduría ni conocimiento, y no tiene utilidad si no tiene en cuenta el ser humanos

Vivimos en un momento social que se ha llamado: la edad de la información. Pero esta no es sabiduría ni conocimiento, y no tiene utilidad si no tiene en cuenta el ser humanos

Por: Syed Khurshid Hussain

Recientemente, he leído un artículo interesante del número de septiembre de 2014 en la revista Time, titulado “La segunda edad de la razón”, de Michael Grunwald. A medias declara que “la sobrecarga de información mejorará nuestras vidas”. El autor también es honesto al informarnos sobre el daño colateral que puede causar esta sobrecarga. El tema trata de ser la guía de respuestas de todo lo que no sabía que NECESITA saber. Albert Einstein en su declaración sobre las maravillas de saber lo dividió en cuatro partes, y la parte superior en su mente fue sobre el conocimiento de las cosas que “Ni siquiera sé que no sé”.

Grunwald habla de todas las trivialidades de la vida; sin embargo, apenas aborda otras necesidades de los seres humanos para mantener su mente y su cuerpo en un equilibrio holístico.

Explicación de la edad de la información

Hoy, con nuestro fenomenal avance de la información y la tecnología, Grunwald dice: “con un teléfono inteligente en el bolsillo, podemos acceder a miles de millones de veces la información que se tenía en todas las bibliotecas de la tierra en los días de Séneca”.

Con Guru Google, uno puede pedir información sobre cualquier “tema o cosa en la tierra y obtener 174000 resultados en 0.4 segundos”. El autor acepta los déficits de esta “edad de la razón” y admite que la información no es conocimiento o sabiduría, y que los datos puede engañar. La falta de filtros o árbitros de Internet es un gran problema y puede un campo libre a la desinformación. En esta revolución, el daño colateral es enorme y el daño es un daño. Afirma: “Wikipedia ha matado las enciclopedia, las aplicaciones ha matado los mapas y Craigslist mató los anuncios clasificados en los periódicos. La pérdida de privacidad puede ser muy embarazosa y un riesgo para la seguridad. Tus huellas digitales son permanentes … Los intermediarios y guardianes de puertas, agencias de viajes, agentes de bienes raíces son eliminados y son cosas del pasado. Las librerías y las boutiques son engullidas por Amazon”.

Hoy la gestión de datos se ha convertido en una gran industria. Sin embargo, la invasión de nuestro espacio cerebral con el ciberespacio no es una cuestión pequeña: la capacidad de almacenamiento de nuestro cerebro es limitada (aproximadamente 100 mil millones de neuronas). Como ejemplo de este argumento, digamos que es equivalente a un millón de gigabytes de espacio en un disco duro. Este tipo de sobrecarga de información puede causar estragos en el cerebro.

La mayor parte de la información y la interacción son francamente tontas y distraídas, curiosidades de celebridades y otros clickbait. Los anuncios emergentes, los engaños de Internet y los piratas informáticos no son interesante pero sí muy inconvenientes.

¡Acceso instantáneo a información infinita! ¿Sin sabiduría? Es como la basura o la comida rápida que no aporta nutrición. ¡Tenemos que pensar seriamente en la higiene mental si queremos permanecer cuerdos!

El daño más grave que esta información instantánea puede causar es a nuestros adolescentes y jóvenes, que aún no han recibido educación básica, y que tienen un sentido fluido de sí mismos. Todavía están en proceso de formación. ¿Imagina qué tipo de personas serán parte de nuestra generación futura al recibir este poder antes de que saber cómo procesarlo y priorizarlo?

La edad de la información trae una era en la que sin una calculadora no podemos hacer ninguna suma. Nada queda accesible solo a la memoria. Sin todos estos aparatos, estamos indefensos como un bebé recién nacido.

El impacto de la información y el reino espiritual

Michael Grunwald afirma: “Este Tsunami digital, Big Data, mejores herramientas para filtrar y filtrar datos, nuestro poder de computación en el mundo se está expandiendo un 10.000 por ciento cada década … lo más emocionante de nuestra era de la información, la era de las Respuestas, es su potencial para cambiar la calidad de nuestra vida”.

Me permito discrepar, ¿la calidad de nuestra vida? Debemos cuestionar a quién pertenece en este “nuestro” colectivo ante tales desastres ambientales, guerras, destrucción y enfermedades en la gran mayoría de la población mundial. Estamos hablando de la calidad de vida física de una minoría privilegiada de la humanidad. No nos preocupa la calidad de la moral, la conciencia y el alma de las personas, si es qie tenemos algún sistema de creencias. No estamos considerando a los humanos como un todo.

El autor finalmente admite sobre su vida personal: “Hasta que se me ocurrió que ninguna aplicación de citas me hubiera emparejado con mi esposa … Ningún algoritmo podría haber predicho nuestra gran optimización. El costo de la edad de las respuestas: hemos perdido nuestra serendipia. Nos inclinamos hacia cápsulas de personas online con ideas afines que no cuestionan nuestras suposiciones”.

¿Qué pasa con las cosas serias en la vida? ¿La “información” es todo para nuestra vida aquí en este planeta? A menudo, la información puede distraer de las cosas más importantes: tus emociones, amor, pasiones y el don de la naturaleza de trascender este mundo material. Hemos perdido la curiosidad por el mundo invisible y la guía. La gente ya no piensa ni siente sobre los habitantes de la tierra y el futuro de la humanidad.

Propongo que no permitamos que la inundación de información nos impida experimentar y actuar sobre el amor, la misericordia y la compasión por cada ser viviente. La información debe llevar a la autorrealización y transformación del hombre como ser humano, un nivel superior en el proceso de evolución.

Filósofos alemanes, como Hokheiner y Theodore W. Adorno, critican la “era del razonamiento o la iluminación”, argumentando que la racionalidad en ausencia de amor y pasión puede llevar a la barbarie y al fascismo.

El poeta del Este, el Dr. Iqbal, dijo en un verso: “Eres un apasionado viajero del Universo, no aceptes ningún destino final; No aceptes ningún Corazón que sea esclavo de la inteligencia”.


Tomado con la debida referencia de Grunwald, Michael. “La segunda edad de la razón”. Revista Time 28 de agosto de 2014. Traducido y editado por NewMuslim.net/es

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.