app

Principios de la ley islámica sobre el medio ambiente

Principios de la ley islámica sobre el medio ambiente

A pesar de que no es lo primero que se nos viene a la cabeza, el cuidado del medio ambiente está fuertemente arraigado en la ley islámica

A pesar de que no es lo primero que se nos viene a la cabeza, el cuidado del medio ambiente está fuertemente arraigado en la ley islámica

Por: Fazlun Khalid

El cuidado y protección del medio ambiente no es lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos sobre la Sharía (código de leyes del Islam). Pero vivir en armonía con la naturaleza es un concepto profundamente arraigado en la tradición islámica. Las culturas musulmanes puede que no sea siempre modelos de un estilo de vida ‘eco’, pero el peso de la ley islámica está de lado de una forma de vivir más equilibrada y en armonía con el medio ambiente.

Propiedad y gerencia

El punto de partida para entender el enfoque de la ley islámica respecto al medio ambiente es que todo pertenece a Dios. El Corán dice:

Aquel a Quien pertenece la soberanía de los cielos y la tierra y no ha tomado ningún hijo ni comparte la soberanía con nadie. Él ha creado cada cosa y la ha determinado en todo. (Discernimiento, 25:2)

El papel del ser humano es el de un ‘jalifa’, es decir, representante y gerente. Tenemos una relación moral con el resto de la creación que nos requiere contención y ser conscientes de las necesidades de otros.

Propiedad común

El ejemplo del Profeta Muhammad, que la paz sea con él, y a quien todos los musulmanes tratan de imitar, se basa en varios principios clave: que los elementos que componen el mundo natural son de propiedad común, que todos tienen el derecho a beneficiarse de de los recursos naturales y que el daño al mundo natural debe de ser el mínimo, teniendo en cuanta a usuarios futuros.

Responsabilidad

Basados en estos principios, eruditos islámicos han invalidado los derechos de ciertos individuos sobre una recurso natural particular si su uso causaba daño a la sociedad en general.

Algunos de los principios que rigen estas decisiones son:

  • Todo miembro de la sociedad tiene derecho a beneficiarse de un recurso común de acuerdo con su necesidad mientras que no viole, infringa u obstruya los derechos de otros miembros de la sociedad.
  • A cambio del beneficio obtenido de una recurso renovable el usuarios está obligado a mantener su valor.
  • Si el usuario causa alguna daño, destrucción o degradación es responsable de corregir el daño causado en la misma medida.

Patrimonio perdido

El principal cometido de un gobierno islámico es promover lo que es bueno y suprimir lo que dañino. Parte de su responsabilidad es proteger la tierra y los recursos naturales de ser abusados y mal empleados.

Desde el comienzo del gobierno islámico se estableció un departamento conocido como ‘hisba’ cuyo único cometido era proteger a la gente y establecer el bienestar de la sociedad en general. Este departamento estaba dirigido por un jurista experto (muhtasib) que era conocido como jefe de la salud pública, inspector medioambiental y otras responsabilidades.

Supresión del modelo profético

Durante los dos siglos pasados estos principios e instituciones basados en el ejemplo profético se han visto en declive. Tristemente, se han cambiado por un modelo que permite la explotación de los modelos naturales para el beneficio. Estamos experimentando las consecuencias negativas de esto en muchos aspectos de nuestra vida. Pero tenemos suficientes indicaciones de como esta herencia islámica podría ser puesta en relieve otra vez y se útil en un contexto moderno.


Fuente: http://www.ifees.org.uk/ Traducido y editado por Truth Seeker

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply