app

Shaij Abdallah bin Bayyah sobre la celebración de festividades no religiosas

Shaij Abdallah bin Bayyah sobre la celebración de festividades no religiosas

El juicio por defecto en el Islam si algo no está claramante prihibido es que es válido a menos que se demuestre lo contrario: también las celebraciones

El juicio por defecto en el Islam si algo no está claramante prihibido es que es válido a menos que se demuestre lo contrario: también las celebraciones

Por: Shaij Abdallah Bin Bayyah

El siguiente fatwa pronunciado por Shaij Abdallah Ibn Bayyah, eminente y respetado erudito de las ciencias islámicas trata sobre la celebración de una fiesta nacional en concreto, pero se puede aplicar, de forma general, a cualquier otra celebración no religiosa, como por ejemplo el Día de acción de gracias. El Fatwa es el siguiente:

Cada país tiene su día de celebración nacional. Este día no es un festival religioso. Las nuevas celebraciones que nosotros, como musulmanes, tenemos prohibido introducir en nuestras vidas son nuevas fiestas religiosas. No está prohibido en otras ocasiones donde las personas se reúnen por una razón u otra. La gente celebra sus matrimonios o celebran el nacimiento de un nuevo hijo. Podrían celebrar cualquier otra ocasión y no hay nada de malo en esto, siempre y cuando su celebración no sea una celebración religiosa.

Es esencial aclarar el malentendido que muchas personas tienen sobre este tema. Debido a este malentendido, mucha gente se han visto en grandes dificultades, ya que muchas personas han llegado a pensar que al observar estas fiestas no religiosas están cometiendo algún tipo de falta.

Observar estos días no es es considerado un mala acción. En la Ley Islámica, la decisión por defecto para una actividad -si no hay evidencia de lo contrario- es la de la permisibilidad. Debemos considerar cómo los eruditos se relacionaron con tales eventos en el pasado. Existía una tradición que se remontaba antes de la época del Islam conocida como ‘Atîrah. Era un día en el mes de Rajab donde un animal era sacrificado habitualmente. Los eruditos de la escuela de ley Hanbali lo consideraron permisible. Los eruditos Mâlikîs lo desaconsejaban, ya que era una práctica de los tiempos de la ignorancia antes del Islam.

Sin embargo, los estudiosos Hanbalis no tuvieron ningún problema con esto. Argumentaron que no hay texto que lo prohíba. El hecho de que personas desde tiempos pasados ​​tenían un día en Rajab donde tradicionalmente sacrificaban un animal -llamado rajabi o ‘atira- es algo que está permitido por defecto. Si las personas quieren reunirse en un día del mes o Rajab o Sha`bân o en cualquier otro momento del año que se adapte a sus costumbres para sacrificar un animal y celebrar una fiesta, eso depende de ellos.

Lo mismo puede decirse del aniversario de la independencia de un país, que generalmente es lo que significa el “día nacional” en los países de África y Asia que solían ser posesiones coloniales. No hay nada en el Islam que prohíba esto.

Necesitamos entender apropiadamente el hadiz donde el Profeta, la paz sea con él, a su llegada a Medina, encontró que las personas allí tenían dos días festividades en las que celebraban y se divertían, y dijo:

Allah, bendecido y exaltado, los ha reemplazado con algo que es mejor: `Îd al-Fitr y` Îd al-Adhâ. (Sunan Abî Dâwûd (1134) y Sunan al-Nasâ’î (1556))

Estas eran fiestas religiosas paganas dedicadas a sus ídolos. El Profeta (la paz sea con él), por lo tanto, les mencionó las dos festividades religiosas de los musulmanes, ‘Îd al-Fitr y’ Îd al-Adhâ. Esto no implica de ninguna manera que las personas tengan prohibido participar en cualquier otra asamblea o celebración pública. Siempre que la participación en estas celebraciones no implique ninguna conducta errónea, la gente puede celebrarlas. No es prudente plantear objeciones, molestar a las personas en sus tradiciones y causar división en la sociedad cuando no hay ningún texto en el Corán y la Sunnah que prohíba esas tradiciones, ni ningún consenso erudito, incluso dentro de las escuelas de pensamiento.

La Ley Islámica es fácil con respecto a asuntos en los que no hay objeciones claras y donde la desaprobación que se expresa no se basa en ninguna evidencia inequívoca.

Las personas deberían tener la libertad para expresar sus costumbres. El principio de mantener la facilidad y la facilitación es un principio esencial de la Ley Islámica. Allah dice:

Y no ha puesto ninguna dificultad en la práctica de Adoración. (La Peregrinación, 22:78)

Y dice:

Allah quiere aliviaros. (Las Mujeres, 2:28)

Anas relató que el Profeta, la paz sea con él, dijo:

Haz las cosas fáciles y no las hagas difíciles. Dar buenas noticias y no os dividaís. (Sahîh al-Bukhârî (69) y Sahîh Muslim (1734))

Decimos nuevamente que la religión del Islam, en esencia, busca facilitar las cosas para la gente. Las otras opiniones y puntos de vista que los académicos tienen sobre este tema deben tratarse con respeto. Sin embargo, esas opiniones no son escrituras sagradas.


Fuente: http://binbayyah.net Traducido y editado por Truth Seeker Es

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply