app

Un Hadith sobre la formación del ser humano, su vida y el decreto

Este Hadiz relata la formación del ser humano en el útero tal y como luego encontró la ciencia, y habla sobre la vida y el decreto

Este Hadiz relata la formación del ser humano en el útero tal y como luego encontró la ciencia, y habla sobre la vida y el decreto

Por: Redacción

Relató Abdul-lah Ibn Mas’ud, que Dios esté complacido con él:

Nos ha relatado el Mensajero de Dios, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, siendo el verídico, digno de confianza:

Ciertamente que la creación de cada uno de vosotros, se reúne en el vientre de su madre: Durante cuarenta días en forma de un germen, luego es un coágulo por un período igual, después un pedazo de carne por un período igual y luego se le envía el ángel que sopla el espíritu en él, y se le encomiendan cuatro palabras (asuntos): Escribir su sustento, el plazo de su vida, sus obras y si será feliz o desgraciado.

¡Por Allah! Aparte de quien no hay otro dios, uno de vosotros obra como las gentes del Paraíso, hasta que no quede entre él y éste (el paraíso) más que un brazo de distancia, entonces lo que ha sido escrito le alcanza, y obra como las gentes del fuego (Infierno) y entra en él. Y otro de vosotros obra como la gente del fuego (Infierno), hasta que no queda entre él y éste más que un brazo de distancia, y entonces le alcanza lo que ha sido escrito y obra como las gentes del Paraíso y entra en él”. (Bujari y Muslim)

Las etapas del desarrollo

Este Hadiz describe las hermosas etapas del formación del ser humano en el embrión, afirmando lo que la ciencia moderna solo ha sido capaz de descubrir en los últimos tiempos.

La primera etapa es la nutfah, que literalmente se traduce como “una gota de fluido”. Hay tres connotaciones para esta palabra:

1) Se refiere a la gota de líquido del semen.

2) Se refiere a la nutfah femenina como se menciona en Surah al-Insan, Verso 2.

3) Este tercer uso de nutfah es de interés aquí, donde el nutfah masculino y femenino se entremezclan en el útero de la madre. Los científicos se refieren a esto como la “Etapa Performacional”.

La segunda etapa es el alaqah. Según Albar, alaqah se puede definir como algo “que se aferra o se adhiere a otra cosa”.

La tercera etapa es el mudhghah, que significa un “trozo masticado”.

“Se le envía el ángel”

Aquí, el Profeta, la paz sea con él, usa el determinante “el ángel” y no “un ángel”. Esto significa que el papel de cuidar al feto es el de un ángel específico.

Se le encomiendan cuatro palabras (asuntos): Escribir su sustento, el plazo de su vida, sus obras y si será feliz o desgraciado.

Esta sección del hadiz toca uno de los aspectos más poderosos de la vida humana, el del Decreto Divino o Qadr, que destaca el supremo conocimiento de Allah sobre todo lo que ocurrirá en el universo. Aquí, mientras está en el estado fetal,

1) Su provisión y sustento es decretado.

2) Cuánto tiempo vivirás es decretado.

3) Las acciones son decretadas.

4) Y si será un habitante del Paraíso o Fuego es decretado.

Concepción errónea

Sin embargo, algunas personas caen en la desesperación y la miseria mientras leen este hadiz y suponen que, como todo está ya decretado, no es necesario que rectifiquen sus errores y se corrijan a sí mismos o se esfuercen por acercarse a Allah y al Din. Este entendimiento es incorrecto

Si tienes dudas sobre “si todo está ya escrito, ¿por qué debería molestarme en hacer buenas obras?” sigue leyendo.

Allah nos ha bendecido con:

Al-aql o intelecto:

Esto te ayuda a distinguir entre el bien y el mal, como se menciona y afirma en Corán y la sunnah.

La Fitrah o Disposición Natural:

La habilidad innata que nos ayuda a amar lo bueno y odiar lo malo.

La Iradah o Voluntad:

Si quieres hacer una buena acción, un acto de adoración adicional, volverte a Allah, esforzarte para aprender más de sobre el Din, está en tus manos, ya que Allah nos ha dado a cada uno de nosotros la capacidad de elegir, para ver quién entre nosotros escuchará sus mandamientos.

Por lo tanto, es de suma importancia que comprendamos que, aunque tu Qadr ya ha sido escrito previamente, Allah no te ha dejado solo aquí. Él te ha bendecido con intelecto, disposición para hacer las cosas y disposición natural para que podamos ser mejores siervos suyos.

La última sección del Hadiz muestra cómo alguien puede hacer buenas obras toda su vida y hacia el final, caer en las malas acciones, lo que hace que entren en el fuego. Del mismo modo, una persona puede estar en la mala acción toda su vida; y hacia el final, pueden esforzarse por hacer buenas obras y se les permitirá entrar al Paraíso.

Los suaves y poderosos recordatorios de este Hadiz:

Cuidado

Necesitamos estar siempre en guardia, asegurándonos de que constantemente nos esforzamos por hacer acciones rectas y seguir el camino correcto. No debemos perder la oportunidad de dar algunas palabras amables de consejo, o eliminar algo dañino de la carretera, o dar una algo en caridad. Debemos evitar hablar con dureza o rudeza a las personas y llevar a cabo nuestros mejores esfuerzos para obtener Su complacencia.

Cada una de nuestras acciones está siendo registrada y no queremos ser de esas personas que se esfuerzan toda su vida para hacer el bien y dan un paso equivocado justo al final, cuando el Ángel de la Muerte estaba cerca de ti. Siempre ten en cuenta las trampas de Shaitan y su ejército al mantenerte cerca de Allah, Su libro y el modo de vida de Su Mensajero: la sunnah.

Conciencia de Dios

Siempre nos hemos preguntado cómo llegar a un estado de estar en constante recuerdo de Allah o desarrollar taqwa, donde el miedo, la esperanza y el amor de Allah siempre estén presentes en nuestros corazones. Este Hadiz puede ayudarnos a lograrlo. Nadie sabe cómo va a ser nuestro fin o en qué estado el Ángel de la Muerte va a llevarse nuestras almas, por lo tanto, este Hadiz debería servir como un recordatorio constante de la brevedad de la vida y de la rapidez con la que podríamos ser atrapados haciendo algo ilícito, hablando de algo ilícito o viendo algo ilícito, por lo tanto, esto no nos ayuda inconscientemente a estar en un estado de conciencia de Dios en todo momento. Simplemente preguntándonos antes de realizar cualquier acción o pronunciar una palabra, si Allah estaría complacido con esta acción o palabra, es una manera poderosa y fácil de estar cerca de lo que le agrada, y alcanzar el taqwa.

Busca su ayuda

Somos humanos; por lo que hacer una mala acción o cometer un error es normal. Sin embargo, este Hadiz debería empujarnos a seguir pidiendo la ayuda de Allah para ayudarte a hacer el bien hasta tu último aliento. Recuerda siempre pedirle ayuda para hacer las cosas que le agradan y también suplicarle que Se lleve tu alma cuando estés haciendo algo que Le agrada y te haga recibir su misericordia. Tu petición de ayuda solo cuesta un dua y el dua es un poderoso acto de adoración.

Esperanza y miedo

Este Hadiz sirve como un poderoso recordatorio para dos tipos de personas:

Aquellos que están en el camino correcto siempre deben estar en guardia y no asumir o volverse complacientes de que su fin será en el paraíso. El temor por resbalarse siempre debe empujarlos a hacer el bien, y volverse directamente a Allah, incluso si cometen una falta menor.

Aquellos que se han alejado necesitan reafirmar su esperanza y creencia en Allah de que Él puede llevarlos de regreso a Su Din. Ninguna falta es demasiado grande para que él lo perdone, siempre que se arrepienta con un corazón sincero y se comprometa a no volver nunca más a él. Este Hadiz es un recordatorio del inmenso amor y misericordia de Allah hacia Sus esclavos. Por lo tanto, incluso si hemos cometido faltas durante gran parte de nuestra vida, vuelvete a Allah en este momento y comienza a hacer enmiendas en tu vida para que puedas complacerlo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.