app

Ciencia del Kalam en el Islam (1): necesidad de la teología

En este se argumenta la necesidad de la teología racional como herramienta para establecer las bases de la creencia. 

En este se argumenta la necesidad de la teología racional como herramienta para establecer las bases de la creencia.

Por: Sheij Nuh Keller

En esta seria Sheij Nuh Keller explora la qué es la ciencia del Kalam. En este primer artículo, se argumenta la necesidad de la teología racional como herramienta para establecer las bases de la creencia. 

La teología islámica se basa en un imperativo ético en lugar de uno especulativo. Muchos versos y hadices del Corán muestran que iman o “verdadera fe” es obligatorio y recompensado por el paraíso, y que kufr o “incredulidad” está mal y castigado por el fuego. Todos los musulmanes deben conocer ciertos asuntos de de la creencia, estar convencidos de ellos mismos y no simplemente imitar a otros que creen en ellos. La creencia que Dios requiere del hombre se expresa en las palabras.

El Mensajero cree en lo que se le ha hecho descender procedente de su Señor y los creyentes (con él). Todos creen en Allah, en Sus ángeles, en Sus libros y en Sus mensajeros: “No aceptamos a unos mensajeros y negamos a otros”. Y dicen: Oímos y obedecemos, (danos) Tu perdón Señor nuestro, y hacia Ti es el retorno. (Corán 2:285).

Este versículo define al creyente como alguien que cree en la revelación del Profeta (que Allah lo bendiga y le dé paz) en general y en detalle. Los detalles tienen que ser conocidos para ser creídos, porque como Allah dice,

Allah no impone a nadie sino en la medida de su capacidad. (Corán 2: 286)

Y no es parte de nuestra capacidad de creer algo a menos que sea conocido y no increíble, lo que significa que no es absurdo ni contradictorio.

Además, “creer” significa mantener algo como verdadero, no simplemente creer lo que creyeron nuestros antepasados ​​o grupo, de tal manera que si transmitieran otra cosa, uno creería eso en su lugar. Es decir, la “creencia” por imitación ciega sin referencia a la verdad o la falsedad no es creencia en absoluto. Allah condena específicamente a aquellos que rechazan el mensaje del Islam por esta razón, diciendo:

Y cuando se les dice: Venid a lo que Allah ha hecho descender y al Mensajero, dicen: Tenemos bastante con aquello en lo que encontramos a nuestros padres. ¿Y si sus padres no sabían nada y carecían de guía? (Corán, 5:104)

En resumen, la teología islámica del kalam existe porque la creencia en el Islam exige tres cosas:

(1) definir los contenidos de la creencia;

(2) para mostrar lo que es posible que la mente acepte, no es absurdo o inconsistente;

(3) y dar razones para estar personalmente convencido de ello.

“Muy bien”, uno puede decir, “estos son objetivos válidos, pero ¿qué prueba hay de que el argumento racional, los medios específicos adoptados por la teología tradicional, es válido o aceptable en cuestiones de creencia?”. A esto la primera respuesta es que el Corán mismo usa argumentos racionales; mientras que el segundo es que ninguna otra cosa habría podido enfrentado la amenaza histórica al Islam de Jahm y Mu‘tazila, las escuelas aberrantes a las que las qie Ash‘ari y Maturidi los derrotaran.

La prueba del Corán es el verso:

Allah no ha tomado hijo alguno ni hay con Él ningún dios. Porque si así fuera cada dios se llevaría lo que hubiera creado y se dominarían unos a otros. ¡Ensalzado sea Allah por encima de lo que Le puedan atribuir! (Corán 23:91),

Cuyas premisas y conclusiones son: (a) un “dios” significa un ser con una voluntad omnipotente; (b) la voluntad omnipotente de más de un ser impondría un límite a la omnipotencia del otro, lo cual es absurdo; (c) Dios es, por lo tanto, uno, y no ha engendrado un hijo, ni hay otro dios además de Él.

Una segunda prueba está en el verso del Corán

Si hubiera en ambos [el cielo y la tierra] otros dioses que Allah, se corromperían. ¡Gloria a Allah, el Señor del Trono, por encima de lo que Le atribuyen! (Corán 21:22),

Cuyo argumento puede resumirse como: (a) un “dios” significa un ser con una voluntad omnipotente, a quien todo el universo está sujeto; (b) si el universo estuviera sujeto a una serie de dioses omnipotentes, su estructura se vería afectada por el ejercicio de sus diversas voluntades, mientras que dicha alteración no es evidente en el universo; (c) Dios es, por lo tanto, uno, y no hay otros dioses.

La prueba histórica para un argumento racional, no mencionado en la literatura kalam pero quizás incluso más convincente que cualquiera de las pruebas del Corán que acabamos de mencionar, es que nada más podría haber enfrentado la crisis que resolvieron Ash‘ari y Maturidi; a saber, los errores heréticos de las dos primeras protoescuelas de ‘aqida, la Jahmiyya y la Mu‘tazila. Decimos “nada más” porque un jugador de ajedrez no puede ser derrotado jugando a las damas, y la única forma de refutar los argumentos del Jahmiyya y del Mu‘tazila fue por medios intelectuales. La mera represión política habría endurecido su espíritu de partido en obstinación sectaria, por lo que era necesario derrotarlos con argumentos racionales.


Fuente: UntoTheOne / Translated and edited by Truth-Seeker.info/es

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.