app

Estudios concluyen que la creencia en Dios es natural en los niños

Las mentes normales y naturalmente en desarrollo de los niños los hacen propensos a creer en la creación divina y el diseño inteligente. Por el contrario, la evolución no es natural para las mentes humanas, es relativamente difícil de creer

Las mentes normales y naturalmente en desarrollo de los niños los hacen propensos a creer en la creación divina y el diseño inteligente. Por el contrario, la evolución no es natural para las mentes humanas, es relativamente difícil de creer

Por: Martin Beckford

El Dr. Justin Barrett, investigador principal del Centro de Antropología y Mente de la Universidad de Oxford, afirma que los jóvenes tienen una predisposición a creer en un ser supremo porque suponen que todo en el mundo se creó con un propósito.

Él dice que los niños pequeños tienen fe incluso cuando no han sido enseñados por la familia o en la escuela, y argumenta que incluso aquellos criados solos en una isla desierta podrían llegar a creer en Dios.

“La preponderancia de la evidencia científica de los últimos 10 años ha demostrado que parece que hay mucho más incorporado en el desarrollo natural de las mentes de los niños de lo que alguna vez pensamos, incluida la predisposición a ver el mundo natural como diseñado y con significado y que algún tipo de ser inteligente está detrás de ese propósito”, dijo a un  programa de BBC Radio 4.

“Si dejamos a un pequeños grupo en una isla y se crían por sí mismos, creo que creerían en Dios”.

El Dr. Barrett cita experimentos psicológicos llevados a cabo en niños que dice que instintivamente creen que casi todo ha sido diseñado con un propósito específico.

En un estudio, los niños de seis y siete años a quienes se les preguntó por qué existía el primer pájaro respondieron “para hacer buena música” y “porque hace que el mundo sea más bonito”.

Otro experimento en bebés de 12 meses sugirió que se sorprendieron al ver una película en la que una bola rodante aparentemente creaba una ordenada pila de bloques de un montón desordenado.

El Dr. Barrett dice que hay evidencia de que, incluso a la edad de cuatro años, los niños comprenden que, aunque algunos objetos están hechos por humanos, el mundo natural es diferente.

Agregó que esto significa que los niños son más propensos a creer en el creacionismo en lugar de la evolución, a pesar de lo que los padres o maestros les digan.

El Dr. Barrett afirma que los antropólogos han descubierto que, en algunas culturas, los niños creen en Dios incluso cuando las enseñanzas religiosas les son ocultadas.

“Las mentes normales y naturalmente en desarrollo de los niños los hacen propensos a creer en la creación divina y el diseño inteligente. Por el contrario, la evolución no es natural para las mentes humanas, es relativamente difícil de creer”.


Fuente: https://www.telegraph.co.uk/ Traducido y editado por Truth Seeker Es

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.