app

La creencia en el destino y el libre albedrío

La creencia en el destino y el libre albedrío

El libre albedrío y el destino -la pildora azul o la roja que ofrece Morfeo a Neo en Matrix- ¿cómo se entiende en el Islam?

El libre albedrío y el destino -la pildora azul o la roja que ofrece Morfeo a Neo en Matrix- ¿cómo se entiende en el Islam?

Por: Prof. Dr. Ahmad Muhammad Al-Tayyib

Existen ciertas personas que argumentan que la creencia en el destino implica la idea de que el hombre está obligado, coaccionado y no tiene voluntad alguna en lo que sucede ni en sus deseos y acciones.

Esto es un argumento falso, y la prueba concluyente de esto radica en lo que siente el hombre y experimenta de forma clara respecto a su voluntad y libre albedrío para elegir una cosa u otra. Es decir, su seguridad y capacidad de hacer u abandonar algo de acuerdo a su libre voluntad.

Esta nítida sensación es la prueba definitiva de que el hombre no está coaccionado u obligado a hacer o no las cosas que se le presentan.

Por consiguiente, si el hombre es libre y tiene voluntad de acción, no se ha de usar el destino o decreto divino como excusa para las acciones antes o después de llevarlas a cabo. Por ejemplo, una persona no puede decir que Allah le predestinó para consumir bebidas alcohólicas y usar esto como justificación para cometer esta acción. Tampoco puede decir que, después de haber consumido tales bebidas, eso fue lo que predestinó y eligió Allah para él con ánimo de excusar su comportamiento y desligarse de la responsabilidad de sus acciones.

En todo caso, el hombre no debe usar el destino como excusa o subterfugio, ya que no sabe lo que está predestinado para él.

El destino es un secreto oculto sobre el que el hombre no tiene ningún conocimiento. Por lo tanto ¿cómo se puede usar a modo de excusa para incurrir en acciones incorrectas?

Al contrario, estas se producen por efecto de la voluntad y la decisión humana que elige el camino de lo correcto (bueno) y lo incorrecto (malo) de forma independiente.

Al hilo de lo mencionado, el Sagrado Corán ha desmentido a los incrédulos que se excusaron con el destino atribuyendo falsedad y mendacidad a sus argumentos:

Dirán los que asociaron: ‘Si Allah hubiese querido no habríamos caído en atribuirle asociados ni tampoco nuestros padres’. (Los rebaños, 6:148)

La situación del hombre en el Islam le presenta con su responsabilidad completa respecto a todo lo que procede de él (acciones, conductas y comportamientos). En este mismo sentido cabe señalar que sin el libre albedrío y la libertad y la disposición del hombre para actuar de manera correcta o incorrecta, la responsabilidad religiosa perdería todo motivo y justificación que viene detallado en el Sagrado Corán y en la noble tradición profética, y por consiguiente, carecería de sentido.

Dicho esto, la responsabilidad y la libertad son dos objetos inseparables, es más, asumirle a un hombre la responsabilidad despojándole de su libertad se considera una injusticia, una fatiga y una opresión.  En este sentido, Allah dice en un Hadiz divino (Qudsi):

Oh siervos míos, he prohibido la injusticia para mí y la he hecho prohibida entre vosotros; no os oprimáis. (Muslim)

También se recalca la prohibición y negación de la injusticia en el Corán:

Tu Señor no es injusto con los siervos. (Se han expresado con claridad, 41:46)

Y no es que fuéramos injustos con ellos, sino que ellos fueron injustos consigo mismos. (Hud, 11:10)

Existen muchas aleyas que ofrecen pruebas concluyentes de la imposibilidad de la injusticia por parte de Allah. La justicia absoluta es uno de los atributos de Allah, que no oprime ni siquiera en el peso de una brizna y le encarga al hombre que asuma sus responsabilidades. De ahí proviene y se demuestra la libertad y voluntad del hombre en todos sus actos los cuales no son bajo coacción, obligación o necesidad, en otras palabras, en todas su acciones libres.

En cuanto a la descripción de esta libertad conviene remarcar que existe desacuerdo en la determinación de sus aspectos, los cuales se plantean en los siguientes interrogantes:

1) ¿Se trata esta libertad de la facultad e independencia del hombre de hacer el bien o el mal?

2) ¿Es esta libertad tan solo una comparación entre el poder accidental (nuevo) con el eterno?

3) ¿Residen los efectos de la potestad contingente en la descripción del hecho o de su origen?

4) ¿Encamina la voluntad parcial del hombre al pleno albedrío, representado en Allah, el Altísimo?

5) ¿Existe tal vez una relación entre el libre albedrío del hombre y los motivos exteriores que vienen determinado por leyes inmutables o inalterables?

Todas estas preguntas representan algunas de las interpretaciones racionales de lo que han planteado lo líderes del pensamiento islámico a fin de hacer frente a los escollos mentales que representa el tratamiento juicioso del caso de las responsabilidad y recompensa en la luz de la creencia en el fundamento del decreto divino.


Fuente:  Extracto del libro “Los Fundamentos del Islam” por el autor. Traducido por Equipo de traductores de Al Azhar. Editado por Truth Seeker

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply