app

Nuestra creencia afecta a nuestras acciones y viceversa

Aquello en lo que creemos afecta a nuestras acciones y nuestras acciones afectan a nuestra creencia

Aquello en lo que creemos afecta a nuestras acciones y nuestras acciones afectan a nuestra creencia

Por: Habib Ali Al Jifri

La creencia afecta a la acción desde el punto de vista de que la creencia es la energía sobre la cual el hombre basa su actividad para realizar una buena obra.

El hombre necesita un ímpetu que lo haga esforzarse y soportar las incomodidades y dificultades que enfrenta mientras intenta lograr o evitar algo.

La fe de un trabajador, por ejemplo, en su necesidad de dinero para obtener comida y ropa, lograr la autorrealización y el cuidado de su familia constituye un ímpetu que lo impulsa a levantarse temprano y aceptar el cansancio y las dificultades en el trabajo.

Lo mismo puede decirse de la creencia en Dios como el ímpetu que hace que los creyentes obedezcan constantemente las órdenes y eviten las prohibiciones de Dios, incluso si tal cosa es pesada para el alma.

Además, la creencia tiene efecto en la firmeza del hombre y su excelencia en el trabajo como resultado del significado que el trabajo tiene para él, la claridad de la forma en la que lo realiza y la estabilidad de sus decisiones al respecto, particularmente en la confusión que podría darse con sentimientos de avaricia y miedo, y de esta forma seguir evitando hacer trampa o engañar y evadir cualquier cosa que pueda afectar la calidad o la continuidad del trabajo. El Todopoderoso dice:

Que me creó y me guía. Que me alimenta y me da de beber y que, cuando estoy enfermo, me cura. Y el que me hará morir y luego me devolverá a la vida. Y de Quien espero con anhelo que me perdone las faltas el Día de la Rendición de cuentas. (Los Poetas, 26:78-82)

Y también dice:

Aquéllos a los que dijo la gente: Los hombres se han reunido contra vosotros, tenedles miedo. Pero esto no hizo sino darles más fe y dijeron: ¡Allah es suficiente para nosotros, qué excelente Guardián! Y regresaron* con una gracia de Allah y favor, ningún mal les había tocado. Siguieron lo que complace a Allah y Allah es Dueño de un favor inmenso. (La Familia de Imra, 3:173-174)

De igual manera, la acción afecta en la creencia. Por ejemplo, si el alma está acostumbrada a no adherirse a un cierto mandamiento de Dios y este estado continúa por un largo tiempo, entonces su interés y creencia en tal mandamiento se inclinan a disminuir gradualmente; y tal vez el alma se vuelve apática hacia ella y su vida continúa sin ningún efecto de tal creencia en ella.

Por lo tanto, negar la creencia en dicho mandamiento, cuando no concuerda con los comportamientos y deseos del alma es más fácil que cambiar lo que se ha convertido en una conducta inapropiada que se ha arraigado. Dios dice:  

¡Pero no! Lo que han adquirido se ha apoderado de sus corazones. Ese día ellos estarán velados de su Señor. (Al-Mutaffifin, 83:14-15).

Abu hurayrah narró que el Mensajero de Dios dijo:

Cuando el creyente comete una falta, un punto negro es grabado en su corazón. Si se arrepiente, se abstiene y pide perdón, su corazón será pulido de nuevo. Si comete más faltas, los puntos aumentarán hasta cubrir su corazón. Esta es la carrera (mancha) que Dios describió:  

¡Pero no! Lo que han adquirido se ha apoderado de sus corazones. (83:15)

El Todopoderoso dice: 

Di: ¿Por qué entonces matasteis a los profetas de Allah si erais creyentes? (Al-Baqarah, 2:91).

De esta forma, Dios Exaltado sea, hizo el acto de matar evidencia que niega la creencia.


Fuente: Libro “The Concept of Faith in Islam” del mismo autor. Traducido y editado por Truth Seeker Es

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.