app

¿Es la teoría de la evolución compatible con el Islam?

La teoría de la evolución no contradice la existencia de Dios sino que explica un posible patrón que Él ha establecido en la creación

La teoría de la evolución no contradice la existencia de Dios sino que explica un posible patrón que Él ha establecido en la creación

Por: Abu Amina Elias

El Islam alienta el uso de la razón y la observación de la creación como un medio para promover el bienestar de la humanidad y las criaturas de la tierra. Como tal, cualquier descubrimiento científico sólido que logre estos objetivos es aceptado dentro del Islam.

Sin embargo, debido a la naturaleza controvertida de la evolución, es importante distinguir entre lo que los musulmanes deben aceptar como cuestiones de religión y lo que puede aceptarse como cuestiones de ciencia.

El Islam nos enseña que Allah creó a Adam y Eva en un evento milagroso, y de ellos ha descendido la raza humana.

Allah dice:

¡Hombres! Temed a vuestro Señor que os creó a partir de un solo ser, creando de él a su pareja y generando a partir de ambos muchos hombres y mujeres. (Las Mujeres, 4:1)

Esta es una creencia esencial para los musulmanes, ya que confirma la unidad de la humanidad y elimina todas las formas de racismo. El conocimiento de este milagroso evento nos llega a través de la revelación y no puede ser sujeto a una investigación científica. Por lo tanto, la ciencia no puede confirmarlo o negarlo.

Shaij Abdul Wahhab Al-Turayri escribe:

La creación directa de Adam, la paz sea con él, no puede ser confirmada ni negada por la ciencia de ninguna manera. Esto se debe a que la creación de Adam fue un evento histórico único y singular. Es un asunto de lo Invisible y algo que la ciencia no tiene el poder de confirmar o negar. Como cuestión de lo Invisible, lo creemos porque Allah nos informa de ello. Decimos lo mismo para los milagros mencionados en el Corán. Los eventos milagrosos, por su propia naturaleza, no se ajustan a las leyes científicas y su aparición no puede ser confirmada ni negada por la ciencia. (Fuente: Islam Today)

La teoría de la evolución no refuta la existencia del Creador. Simplemente propone una explicación para la variedad de diferentes especies basadas en observaciones de la naturaleza. Charles Darwin tituló su libro Sobre el origen de las especies y no el origen de la vida, porque su teoría no intenta explicar cómo se originó o se creó la vida. De hecho, la existencia de un mecanismo que funciona en el desarrollo de la vida es, en realidad, una prueba más de que el Creador inició la creación de acuerdo con Su diseño.

Los musulmanes pueden aceptar la teoría de que los organismos pueden cambiar a lo largo de muchas generaciones. Sabemos que Allah es el Señor (Ar-Rabb), lo que significa que Él guía y lleva a Su creación a la madurez (tarbiyyah).

Iréis pasando estadio tras estadio. (El resquebramiento, 84:19)

Este verso se refiere a los muchos estados que un ser humano experimenta en su vida: nacimiento, niñez, adultez, vejez, salud, enfermedad, prosperidad, pobreza, conocimiento, ignorancia, etc. Pero no hay razón teológica para pensar que las especies no cambian de manera similar en diferentes estados durante muchas generaciones. De hecho, Allah nos informa que Él ha creado muchas cosas que no sabemos.

Allah dice:

Y crea lo que no conocéis. (An-Nahl 16:8)

Continuaremos aprendiendo más y más sobre la creación y tales descubrimientos de ninguna manera contradicen nuestra creencia en Allah.

A diferencia de algunos creacionistas, el Islam no nos obliga a creer en la “fijación” de las especies o en la idea de que las formas de vida actuales son exactamente como eran al principio de la creación. No es necesario que los musulmanes afirmen una línea de tiempo estricta de la creación, a diferencia de algunos cristianos que se adhieren a la creencia de que la tierra tiene 6.000 años de antigüedad. No se menciona tal línea de tiempo en el Corán ni en las tradiciones auténticas.

Sin embargo, lo que los musulmanes no pueden aceptar es la negación de la unidad de la humanidad a través de Adam y Eva. Algunos teóricos evolutivos creen que la humanidad evolucionó de una o varias especies inferiores y esto, junto con negar la revelación del Creador, tiene implicaciones filosóficas peligrosas.

Primero, conduce al racismo y la creencia de que algunas razas están más “evolucionadas” que otras, como las afirmaciones de aquellos en el movimiento extremista de la eugenesia. El Islam se opone a todas las formas de racismo y defiende la dignidad de todas las personas.

Segundo, conduce a la filosofía del darwinismo social que alienta a las clases “fuertes” de la sociedad a erradicar las clases “débiles”. El Islam fomenta el cuidado y la protección de los débiles y vulnerables de la sociedad.

Allah dice:

Y daban de comer, a pesar de su propia necesidad y apego a ello, al pobre, al huérfano y al cautivo. (Al Insan, 76:8)

Abu Huraira transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Oh Allah, he transmitido una advertencia concerniente a los derechos de dos grupos débiles: huérfanos y mujeres. (Sunan Ibn Majah 3678, grado: Sahih)

La filosofía del darwinismo social y las filosofías ateas relacionadas son las consecuencias más amenazadoras de la teoría de la evolución, en lugar de las ideas científicas por sí mismas. Aun así, estas filosofías utilizan mal la ciencia al interpretar la selección natural como una receta concreta para la sociedad en lugar de una descripción teórica de la historia.

Debemos entender que la evolución es una cuestión de ciencia que se limita a la observación experimental. No puede probar ni refutar los asuntos invisibles que nos han sido revelados por los profetas. Debido a las limitaciones de la ciencia, los biólogos no han estado de acuerdo con los detalles de la evolución y proponen teorías en conflicto, surgen nuevas evidencias y la teoría general se está revisando constantemente. En este sentido, la evolución siempre seguirá siendo una “teoría”, que es una idea que intenta explicar los hechos observables, en lugar de ser un hecho concreto en sí mismo, ya que estamos limitados a estudiar e interpretar registros fósiles. Estas teorías evolutivas no contradicen las creencias islámicas mientras evitemos interpretaciones erróneas y filosofías derivadas de ellas.

El Jeque Abdul Wahhab Al-Turayri escribe:

La cuestión de la evolución sigue siendo puramente una cuestión de investigación científica. La teoría de la evolución debe mantenerse o caer por sus propios méritos científicos, y eso significa la evidencia física que confirma la teoría o está en conflicto con ella. El rol de la ciencia es solo observar y describir los patrones que Allah coloca en Su creación. Si la observación científica muestra un patrón en la evolución de las especies a lo largo del tiempo que se puede describir como selección natural, esto no es en sí mismo incredulidad. Es solo incredulidad que una persona piense que esta evolución tuvo lugar por sí misma, y ​​no como una creación de Allah. Un musulmán que acepta la evolución o la selección natural como una teoría científica válida debe saber que la teoría es simplemente una explicación de uno de los muchos patrones observados en la creación de Allah.

Por lo tanto, los musulmanes pueden y deben aceptar la validez de un conocimiento científico sólido, incluida la teoría de la evolución, pero no podemos aceptar ninguna interpretación de la ciencia que contradiga las verdades teológicas y espirituales que hemos recibido de la revelación.


Funte: https://abuaminaelias.com Es la teoría de la evolución compatible con el Islam

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.