app

Lo que enseña el Islam sobre el origen de la vida

Lo que enseña el Islam sobre el origen de la vida

Lo que enseña el Islam sobre el origen de la vida

Lo que enseña el Islam sobre el origen de la vida

Autor: Aisha Stacey

El creacionismo, la selección natural, el diseño inteligente, la teoría de la evolución.  Pensar sobre la creación del mundo, el universo y la humanidad, puede ser confuso.  Hay teorías, opiniones y creencias que afirman que la creación del universo fue un hecho aleatorio, que la humanidad evolucionó a partir de los simios y que los seres vivos salieron de la sopa primordial. En general, la ciencia demuestra que algún tipo de inteligencia diseñó el universo.

¿Confundido?  Deberías estarlo, porque eso no es todo.  También está el neocreacionismo, el creacionismo de tierra antigua, la geología del diluvio, la teoría del big bang, la biología evolutiva, la teoría del ancestro común, y la macroevolución. ¿Qué significa todo esto?

Para mucha gente, debe ser una especie de lotería, o la seleccionada como teoría del año.  Cada grupo tiene sus evidencias, algunos creen en Dios, otros no. Algunos utilizan la ciencia para probar sus opiniones, otros utilizan el libro del Génesis y otros los mitos de creación.  La creación del mundo y todo cuanto existe es atribuida a Dios. El más misericordioso, el más sabio, el más tolerante.

“Allah creó los cielos y la Tierra en seis días, luego se estableció sobre el Trono” (Corán 7:54)

“Creó siete cielos en dos días, y decretó para a cada cielo sus órdenes, y embelleció el cielo de este mundo con estrellas luminosas que son una protección [para que los demonios no asciendan y escuchen las órdenes divinas]. Éste es el decreto del Poderoso, Omnisciente.” (Corán 41:12)

“Hemos creado al hombre de arcilla, de barro maleable.” (Corán 15:26)

“Y recuerda cuando tu Señor dijo a los Ángeles: Voy a crear un ser humano de arcilla, de barro maleable.” (Corán 15:28)

Dios creó a Adán, el padre de la humanidad, a partir de barro (arcilla, suelo, tierra, o polvo mezclado con agua) y Él creó a su esposa Eva de una costilla. Las tradiciones del Profeta Muhámmad, que Dios lo bendiga, relatan que Dios creó a Eva mientras Adán dormía, a partir de la costilla izquierda más corta, y que después de un tiempo fue vestida con carne. Dios entonces les dio a Adán y a Eva la capacidad de procrear.

“Allah creó [al hombre y a] todos los animales a partir del agua. Algunos de ellos se arrastran sobre sus vientres, otros caminan sobre dos patas, y otros sobre cuatro. Allah crea lo que quiere; ciertamente Él tiene poder sobre todas las cosas.” (Corán 24:45)

“¡Oh, humanos! Temed a vuestro Señor Quien os ha creado a partir de un solo ser, del que creó a su esposa e hizo descender de ambos muchos hombres y mujeres.” (Corán 4:1)

“He aquí que creamos al hombre [Adán] de barro. Luego hicimos que se reprodujese por medio de la fecundación, y preservamos el óvulo fecundado dentro de una cavidad segura [el útero]. Transformamos el óvulo fecundado en un embrión, luego en una masa de tejidos, luego de esa masa de tejidos creamos sus huesos a los que revestimos de carne, finalmente soplamos en el feto su espíritu. ¡Bendito sea Allah, el mejor de los creadores! (Corán 23: 12 -14)

En el Islam, a diferencia de otras religiones, no hay grandes debates que impliquen la separación de la ciencia y la religión. El Islam nos enseña que los grandes avances y descubrimientos científicos son meras evidencias de la existencia de Dios. Si las teorías científicas entran en conflicto con el Corán y las tradiciones auténticas del Profeta Muhámmad, que Dios lo bendiga, los musulmanes simplemente las rechazan. Sin embargo, aparte de la premisa de la teoría darwiniana de que el hombre desciende del mono, el Corán y la ciencia moderna están muy de acuerdo.

“Por cierto que la creación de los cielos y la Tierra es más grandiosa que la creación de los hombres; pero la mayoría de ellos lo ignoran.” (Corán 40:57)

Hace más de 14 siglos, el Corán mencionó hechos científicos que sólo recientemente han sido descubiertos utilizando métodos científicos y equipo avanzado. El desarrollo de disciplinas científicas como la cosmología y la astrofísica, han explicado algunos de los misterios de la creación de Dios. Los eventos cósmicos que anteriormente eran parte de lo desconocido ahora tienen sentido dentro de la teoría científica moderna.

“Luego estableció crear el cielo, el cual era humo [en un principio], y les dijo al cielo y a la Tierra: ¿Me obedeceréis de buen grado, o por la fuerza? Respondieron: Te obedecemos con sumisión” (Corán 41:11)

La cosmología moderna indica que, en algún momento, todo el universo no era más que una nube de “humo,” una composición de gases calientes, opaca y altamente densa. Ahora es posible para los científicos observar cómo se forman nuevas estrellas a partir de los restos del “humo.” La Dra. Loretta Dunne de la universidad de Cardiff dice: “El polvo consiste de partículas de material sólido que flotan por el espacio entre las estrellas. No es lo mismo que el polvo casero, sino que se parece más al humo del cigarrillo” (La supernova humeante; Ciencia diaria (Julio 24, 2003)). Los astrónomos estudiaron la supernova SN 2003gd utilizando el telescopio espacial Spitzer, y hallaron que había producido enormes cantidades de polvo.

En la creación de la humanidad también estamos ahora en condiciones de ver la evidencia científica moderna que parece estar de acuerdo con las palabras de Dios en el Corán.

En la creación de la humanidad también estamos en capacidad de ver evidencia científica moderna que parece estar de acuerdo con las palabras de Dios en el Corán. Muchos elementos presentes en la tierra también están presentes en el cuerpo humano. El componente más crítico para la vida basada en la tierra es la capa superior del suelo, esta delgada capa de tierra negra, suelo orgánicamente rico en el que las plantas extienden sus raíces. En esta capa delgada y vital de suelo en que los microrganismos convierten recursos en bruto y los hacen disponibles para las innumerables formas de vida a su alrededor y encima de ellos.

El Corán ordena a los musulmanes a “contemplar las maravillas de la creación” (3:191). Imagina la precisión y la sincronización que permite funcionar al mundo y a todo lo que hay en él. Sistemas complejos que funcionan perfectamente. La tierra está diseñada específicamente para la vida humana y la vida en la tierra está en un balance delicado, de las grandes extensiones del cielo a las profundidades del océano.

“El Sol y la Luna discurren por órbitas establecidas, y las hierbas y los árboles se prosternan [ante Él]. Él elevó el cielo, y estableció la balanza de la justicia para que no cometáis injusticias… Creó la Tierra para sus criaturas.” (Corán 55:5-10)

Dios creó el universo y Él creó a la humanidad. Ciertas secciones de todas las teorías y opiniones que abundan están de acuerdo con las palabras encontradas en el Corán y en las tradiciones auténticas del Profeta Muhámmad, que Dios lo bendiga, pero realmente eso no tiene ninguna consecuencia. Tampoco es importante cuando las teorías tratan de refutar la existencia de Dios.

El sol y la luna están fijos en sus órbitas y la vida continúa. Los musulmanes saben con certeza que el mundo y todo lo que existe fue creado por Dios. Cuando nuevos descubrimientos prueban esto más allá de toda duda, los creyentes sonríen y esperan que otro milagro de Dios les sea revelado. La complejidad de la vida es casi fácil de captar. Dios es el Creador y el Sustentador del Universo.

Artículo extraído de la web Islam-religion.com con pequeñas modificaciones editoriales

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply