app

El camino a la felicidad verdadera (parte 1)

El camino a la felicidad verdadera (parte 1)

El camino a la felicidad verdadera (parte 1)

El camino a la felicidad verdadera (parte 1)

Autor: Truth-Seeker

¿Eres feliz?

De otra manera ¿en qué contexto puedes definir tu concepto y percepción de la felicidad?

Esta es la pregunta que te tienes que hacer…

Puedes que tengas más que suficiente dinero, relaciones sociales exitosas, una familia que te quiere y que viajes mucho por el mundo…

Puede que tengas una posición social y un estatus alto…

Puede que incluso seas una persona graciosa y encantadora de la que todo el mundo quiere estar cerca…

… y aun así ser infeliz.

¿Puede todo esto asegurar tu felicidad?

No, ¿verdad?

La verdad es que todas las cosas que hemos mencionado anteriormente son superficiales; no se pude conseguir felicidad por ellas o darnos un sentido de propósito.

 

La felicidad es:

  1.  Un sentimiento interno…
  2.  Un poder interno…
  3.  Un regalo de Dios…
  4.  Paz en el corazón y pureza

Entonces ¿qué puede garantizarnos estos elementos?

El Islam puede; el Islam trata de la felicidad en esta vida y en la próxima. ¿Cómo?

Únicamente la creencia en Dios y por la tanto experimentar esta relación única con Él es lo que da un sentido y un propósito a la vida. Solo entonces es posible conseguir el sentimiento de paz interna (en el corazón y en la mente) y la felicidad es alcanzable.

Allah es el Amigo protecto de los que creen, les saca de las oscuridad a la luz. Los que no creen, en cambio, tienen como amigos a los taguts (los que hacen e incitan a otros al mal), que les sacan de la luz a las tinieblas. Ésos morarán en el Fuego eternamente. (Sura de la Vaca, 2:257)

Estos son los ingredientes incuestionables en los que se basa la felicidad:

Creencia:

La creencia (la adoración de Dios único) siempre ha sido el camino y la forma de la creación humana. Esto es con lo que todos los profetas de Dios fueron enviados y a lo que llamaban:

Mandamos a cada comunidad un enviado: «Servid a Allah y evitad a los taguts (los que hacen e incitan a otros al mal). (Sura de la abeja, 16:36)

La felicidad por tanto está en la respuesta a la pregunta: ¿por qué hemos sido creados y que misión se supone que debemos cumplir?

El intelecto y la razón:

El intelecto o la mente es un don distinguible básico e innato de Dios al hombre, y por lo tanto debe de preservarlo. Es bastantes pasajes del Corán se nos alienta a nosotros, los humanos, a que utilicemos nuestra mente y la utilicemos de forma correcta. Esa es la razón por la que Dios prohíbe el alcohol y todo aquello que la nubla y afecta a su cordura.

¡Creyentes! El vino y el azar (los juegos), las piedras erectas y las flechas (para la adivinación) no son sino abominación y obra del Demonio. ¡Evitadlo, pues! Quizás, así, prosperéis. (Sura de la Mesa Servida, 5:90)

El nafs (alma):

Matar a una persona es una de las faltas graves en el Islam. La prohibición de matar y la inviolabilidad de la vida humana están claras en el Corán:

Gastad en el camino de Allah; que vuestras manos no os echen a perder llevándoos a la perdición y hacer el bien. En verdad que Allah ama a los que hacen el bien. (Sura de la Vaca, 2:195)

Dios puso medidas y castigos para asegurar al hombre y para protegerlo contra la gente, cualesquiera que sean sus creencias o agresiones.

¡Creyentes! Se os prescribe la ley de la igualdad (talión) en caso de asesinato. (Sura de la Vaca, 2:178) 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Leave a Reply