app

El camino a la felicidad verdadera (parte 2)

El camino a la felicidad verdadera (parte 2)

El camino a la felicidad verdadera (parte 2)

El camino a la felicidad verdadera (parte 2)

 Autor: Truth Seeker

Lee la primera parte aquí

La familia y el linaje

El Islam ha hecho hincapié en preservar an-nasl (la familia y el linaje) de una manera que asegura el reconocimiento del linaje y descendencia de la gente dentro de un contexto social seguro y estable basado en la moral y la conducta.

  • En el Islam el matrimonio es un lazo sagrado
  • El Islam recomienda el matrimonio y hace hincapié en hacerlo fácil y accesible para prevenir la dificultad y lo haram.
  • El Islam prohíbe las relaciones ilícitas y la perversión sexual.
  • Proteger el honor de cada uno es uno de los cinco objetivos básicos de la ley islámica.
  • El Islam prohíbe la acusación de adulterio y el vilipendio del linaje.
  • Dios ha honrado a la humanidad y prohibido el perjuicio a la persona, la piel y el honor de cada uno. Y aquellos que mueren en defensa propia o de la familia son mártires en el Islam.

El dinero y la propiedad

Ganar y hacer dinero es un afán legítimo en el Islam. Pero el Islam condena y prohíbe la riba (usura/interés) y los juegos de azar puesto que son la receta para la enemistad y el odio y, por ello, para el fraude, la corrupción y la codicia.

Las enseñanzas Islámicas

PURIFICACIÓN en Islam significa pureza, higiene y limpieza que incluye la limpieza del cuerpo, la vestimenta, el medio ambiente y quitar la suciedad de varias partes del cuerpo.

Todo esto incluye purificarse de la impureza (la orina, los excrementos,  las heces, los perros, los cerdos y los cadáveres, excepto de los peces y los insectos), istijmar (limpiarse la partes privadas con agua o con algo sólido como piedras o papel de váter, después de usar el servicio), wudu (la ablución), gusl (la limpieza ritual del cuerpo) y el tayammum (la ablución seca).

AMANAH (integridad) es una de los fundamentos éticos más importantes del Islam por el que un hombre cumple con su responsabilidad con Dios como su representante en la Tierra. Esto tiene un impacto en las responsabilidades laborales, las relaciones sociales, los acuerdos contractuales, etc.

Dios dice:

Ciertamente Allah os ordena que restituyáis los depósitos a sus propietarios. (Sura de las Mujeres, 4:58)

LA VERACIDAD , la claridad y decir la verdad está entre las virtudes más importantes en el Islam, se la conoce como as-sidq (la palabra árabe usad para “veracidad”) y sus en sus diferente usos se puede encontrar en más de cien sitio en el Corán.

La veracidad también se manifestó en la vida y el carácter del Profeta. La gente la solía llamar, incluso antes de hacerse musulmán, As-sadiq Al-Ameen; el “veraz de confianza”.

Dijo, la paz sea sobre él:

La veracidad conduce a la rectitud y la rectitud conduce al paraíso. Un hombre dice la verdad hasta que se convierte en una persona veraz. La falsedad conduce a al-fajur (la malicia y la maldad) y la maldad conduce al fuego. Y un hombre puede que continúe diciendo mentiras hasta que Allah lo tache de mentiroso”. (Al Bujari)

LA BONDAD y ser responsable son virtudes importante para el creyente.

El Profeta, la paz sea con él, dijo: “Dios ha ordenado la bondad (y la excelencia) en todo. Si se han de matar (animales), hacerlo de la mejor manera. Y cuando sacrifiquéis, hacedlo de la mejor manera; afilad el cuchillo y tranquilizar al animal”. (Muslim)

En el Islam la vestimenta es parte de la moral (para el hombre y para la mujer) y debe de ser limpia, ordenada, modesta, procurando alejarse de la vanidad y la arrogancia, cubriendo al awrah (la parte del cuerpo que ha de ser cubierta en la presencia de personas del sexo opuesto con la excepción de ciertas categorías).

¡Hijos de Adán! Hemos hecho bajar para vosotros una vestimenta para que cubráis vuestra desnudez y para vuestro adorno. (El muro divisorio, 7:26)

El Islam pone el buen trato a los padres inmediatamente después de la adoración única a Dios. Los musulmanes hemos de ser bondadosos y amables con nuestros padres, cuidarles, tratarlos siempre con respeto y obedecerles en cualquier cosa que sea razonables y no vaya contra las enseñanzas del Islam:

Tu Señor ha decretado que no debéis servir sino a Él y que debéis ser buenos con vuestros padres. Si uno de ellos o ambos envejecen en tu casa, no les digas: «¡Uf!» y trates con antipatía, sino sé cariñoso con ellos. (El viaje nocturno, 17:23)

El Islam decreta que los padres son responsables del mantenimiento de sus hijos, protegiendo su propiedad. También se les encomienda que traten a todos sus hijos con igualdad y justicia, sin favorecer a unos sobre otros gastando más en ellos o dándoles más regalos, etc.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

One thought on “El camino a la felicidad verdadera (parte 2)

Leave a Reply